Así puedes quitar la humedad de la ropa sin esfuerzo


Lavar es una actividad necesaria para todo el mundo, que no a todos les gusta realizar. El inconveniente principal es que por lo general las prendas tardan mucho tiempo en secarse.

Sí eres de esas personas que siempre tratan de tener la ropa seca a tiempo para el trabajo o alguna reunión especial, a continuación te compartimos algunos consejos que te ayudarán a tenerla lista más rápido y sin el peligro de que cojan humedad.

¿Cómo quitar la humedad de la ropa si aun está húmeda?

Hay varias cosas que puedes hacer para eliminar la humedad de tus prendas, algunas de las cuales ni siquiera te imaginarías que funcionen.

Echa un vistazo:

Utiliza el ciclo de centrifugado más rápido

Sí necesitas secar tu ropa rápidamente pero aun está húmeda, una de las mejores formar de quitar la humedad es con unas gotas de lejía y agua.

Así pues, independientemente de que quieras secarla en el tendedero o en un perchero en el interior de tu casa, eliminar la mayor cantidad posible de humedad antes de colgarla ayudará sin duda con el tiempo de secado.

Evita llenar la lavadora en exceso, ya que aunque pueda parecer que ahorras el hecho de tener mucha ropa en el ciclo de lavado hará que no se lave correctamente y que se quede absorba más humedad.

Enrollarla

Probablemente sea la forma más rápida de quitar la humedad de la ropa sin tener que utilizar una secadora.

  1. Coge una toalla limpia y completamente seca, de preferencia una que sea esponjosa, además de un poco de papel de seda.
  2. Extiende la toalla sobre una superficie limpia y a continuación cúbrela con papel de seda blanco.
  3. Una vez hecho esto procede a colocar la ropa o la prenda que deseas secar.
  4. Coloca encima de la ropa otra capa de papel de seda de tal manera que quede una especie de “sándwich”.
  5. Ahora simplemente enrolla la toalla con fuerza y déjala en ese estado durante al menos cinco minutos.

Está es una excelente forma de quitar la humedad de la ropa ya que el papel de seda es muy absorbente, por lo que la prenda se secará en poco tiempo.

No tiendas la ropa arrugada

En especial si se trata de vaqueros, siempre es recomendable que sacudas la ropa y te asegures de alisarla para quitarle todas las arrugas antes de ponerla a secar.

Esto es importante ya que la ropa arrugada tarda más tiempo en secarse y plancharse, pero si no quieres planchar nunca más, hay formas concretas de tenderlas que te evitarán hacerlo.

Además, la ropa se secará más rápido si te aseguras de colgarla en orden de tamaño, colocando las prendas más pequeñas en la parte inferior.

Planchar la ropa húmeda

Sí tu ropa es adecuada para el planchado, en realidad no tienes por qué esperar a que esté completamente seca para plancharla. Puedes planchar la ropa húmeda para acelerar el proceso de secado.

Incluso, los pliegues de las prendas son mucho más fáciles de esta forma.

Puedes probar colgando la ropa cerca de radiadores o utilizar un ventilador, incluso puedes meterla en una bolsa de plástico bien cerrada y colocarla en el congelador durante toda la noche. Por la mañana tus prendas estarán listas para plancharlas.