Contraconsultorio : preguntas y respuestas.”Enamorada de dos personas a la vez”

Por Israel Sánchez

 

interrogacionHola.

Escribo al contraconsultorio  aunque creo que mi problema no tiene mucha solución.

El caso es que he conocido casi simultáneamente a dos chicos que me gustan. Primero conocí a uno y enseguida empecé una relación con él porque me gustó mucho. Pocos días después conocí al otro y en cuanto nos vimos un par de veces nos sentimos atraídos, a pesar de que yo tenía claro que estaba comprometida. No entiendo muy bien que pasa porque estoy ilusionada con el primero, y se supone que estando así no debería atraerme tanto nadie más.

Ahora no sé qué hacer. Por un lado veo claro que tengo que invertir en una relación si quiero que funcione, y eso significa algunos sacrificios. No sería justo enrollarme con el segundo porque es algo que no me gustaría que me hicieran a mí. Pero también pienso que ha sido una casualidad que se dieran así las cosas. Si los hubiera conocido en el orden inverso sería con el segundo con el que ahora tendría una relación, y eso me hace dudar sobre mi relación actual.

No sé si quiero una respuesta o que alguien me diga qué hacer para no tener que pensar.

Gracias.

 

* * *

 

Con tu última duda no te puedo ayudar. En el contraconsultorio se te va a recomendar pensar siempre. Si sigues mis consejos sin darle vueltas a la cabeza le quitarás lo mejor a la receta.

De todos modos, pensar no significa obsesionarse y, tal vez, el mejor comienzo para esta situación sea quitarle un poco de importancia y reflexionar desde fuera, con menos intensidad pero mucha más eficacia.

Hay algunas agridulces circunstancias que debes incluir en ese razonamiento.

1-Al comienzo de una relación los pactos son ciegos. Puedes descubrir que lo que tú consideras lealtad de pareja no tiene nada que ver con lo que considera el otro. Tal vez él ya se sienta engañado sólo por plantearte lo que te estás planteado. Tal vez él esté ahora mismo en la cama con una amante porque considere que aún no habéis llegado al punto en el que la lealtad significa romper del todo con todo. No os conocéis. Fantasear con la existencia de un entendimiento que no se ha trabajado llevará a más desentendimiento.

2-La intercambiabilidad que imaginas tampoco es, ni mucho menos, evidente. Esta experiencia se ha construido con un orden temporal, y un cambio en ese orden podría cambiar el significado de sus componentes. Si hubieras conocido primero al segundo, es posible que no hubieras sentido ningún interés por el primero. También es posible que el interés por el segundo se deba a una carencia que percibes en el primero, aunque consideres que el hecho de estar enamorada implica una percepción de satisfacción completa. Es posible, también, que el segundo sólo ofrezca eso que al otro le falta, de modo que careciera de interés como primera relación.

Para valorar correctamente la situación debes juzgarla, ante todo, en su contexto: Tienes una relación recién empezada y, desde dentro de esa relación, descubres que hay otra relación que te interesa.

Suena contrario a lo que esperamos de una historia de amor, pero te está pasando, así que tal vez se trate de algo completamente normal.

Sé que el guión del amor te cuenta que debes sentir por uno algo profundamente especial y absolutamente único, y que si esto no es así es que algo falla, así que todo empieza a tambalearse y…, etcétera, etcétera. El guión del amor te  dice que no eres como tienes que ser, y que debes sufrir por ello; que las cosas deben salirte mal. Seguro que, a base de darle vueltas, ya has encontrado causas para tu “anormalidad”. Pero lo cierto es que todos encontramos ese tipo de causas, porque el amor nos dice a todos que somos “anormales”.

Es mucho más sencillo y económico que te atribuyas la más vulgar de las normalidades. Si lo que te pasa es normal, entonces:

1-No tienes culpa. Tú no has causado que te pase lo que te pasa. Simplemente lo estás gestionando y nadie debería sentirse ofendido por ello.

2-Tu psique está reaccionando de manera espontánea y saludable a sus necesidades, objetivos y proyectos, así que lo que te vas encontrando es una sucesión lógica de etapas. Será ocultarlas, saltárselas, ignorarlas, lo que te genere verdadera “anormalidad”.

3-Si es cierto que lo que te pasa es normal, entonces le puede pasar a cualquiera: a tu pareja primera, a tu segunda relación, o a las que te vayas a encontrar en el futuro. Estás luchando contra algo contra cuya aparición los demás no van a poder luchar. Cuando les pase a ellos tendrás la sensación de que hiciste un trabajo inútil, y sentirás un gran rencor.

Un último consejo: no todo el mundo es coherente, porque el amor no educa en la coherencia. Le debemos sinceridad a quienes saben apreciarla, no a quienes quieren saber lo que hacemos para poder controlarnos. La información hay que merecerla.

 

 

Esperamos vuestras consultas
Contacto :
contraconsultorio@gmail.com

Noticias Otros Medios

Deja un comentario