Frío en la piel

Por Rosa Abad.

 

Llega el invierno y el frío ataca nuestra piel y Entre los problemas que pueden afectar a nuestra piel están esas rojeces incómodas, la tirantez. También a veces las arrugas y líneas de expresión se marcan en el contorno de los ojos y la boca. Las más afectadas suelen ser las pieles finas, las blancas, aquellas que están expuestas al aire acondicionado o a calefacción muy alta. En este último caso una de las mejores recomendaciones es beber mucha agua para combatir el calor extremo en los hogares.

En los labios el frío comporta la aparición de grietas, incómodas boceras y labios cortados. Soluciones: El bálsamo labial, la vaselina, o incluso no olvidar aplicar la barra del labios o el gloss antes de salir de casa.

También es importante para la cara y el cuerpo utilizar cremas hidratantes que contengan Omega 3 y vitamina E. También fórmulas con glicerina y urea. Podemos citar algunas como Aqualia Thermal de Vichy, Repavar de OTC Ibérica o la gama Toleriane de La Roche-Posay.

También las manos si no las protegemos con guantes de lana o cuero cuando salimos a la calle sufrirán los ataques del frío. Una buena crema de manos como las de Neutrógena o la de aceite de almendras dulces y pantenol de The Body Shop.

Las uñas, a pesar de su aspecto duro y resistente, también se vuelven más frágiles y quebradizas Es bueno masajearlas diariamente con un producto hidratante específico y una vez a la semana sumergirlas 15 minutos en un baño de aceite templado de oliva o almendra.

Publicado en www.estilom.com 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario