Plantas todoterreno

Por Flor de Lis.

Luz y agua. Para tener plantas en casa no se necesita nada más. La combinación de estos dos elementos, en cualquier grado, permite la vida vegetal en el interior. Mientras más luminoso sea el espacio, más rápidamente crecerán las plantas y, sobre todo, más variedades podrán tenerse. Pero el verdor también puede arraigar en un espacio con poca luz. Casi ninguna planta de interior soportará el sol directo. La mejor luz es la que llega filtrada por una cortina blanca. Una especie con flores necesitará más luz y, si no florece, es porque tiene poca.

Anthurium

 

En cuanto al agua, existen especies de interior con una gran capacidad de “resignación” al olvido del riego. Además, siempre es mejor menos que más. El exceso de agua suele ser la primera causa de la muerte de las plantas. Si te han regalado una maceta verde radiante (da igual de qué especie) y las hojas empiezan a ponerse amarillas, blandas y se caen, es que la planta se está ahogando (consejos para el riego).

Chlorophytum o cinta

 

Por lo general, cualquier planta de interior no requiere más de 1 riego semanal (2 en verano). Es mejor quedarse cortos de agua, porque todas las plantas nos avisarán si tienen sed mostrando sus hojas lacias, sin tensión al tacto con la yema de los dedos y sin brillo. Siempre puede recuperarse una planta que ha sufrido sequía, pero es muy difícil revivir una planta encharcada porque suelen producir hongos y se pudren las raíces y los tallos.

 

 

 

 

 

 

 

 

                        

Dracena marginata                                                                                                         Kentia

 

En cuanto al riego, hay dos normas: moderación y ritmo regular. Lógicamente depende del tamaño de la maceta, pero medio litro será suficiente para que sobreviva cualquier planta. Es conveniente elegir un día de la semana para el riego y mantener ese ritmo. Las plantas son muy “metódicas” y llevan mal las variaciones en la intensidad del riego, en la exposición a la luz y los cambios de sitio.

Bromelia                                                                                                       Spathiphyllum

 

Quienes están convencidos de que no son capaces de cuidar ni un poto, pueden probar con cualquiera de las que aparecen en este post, que son ocho “sufridoras” natas. Plantas a prueba de bomba, perfectas para interior y también para un patio. Por cierto, no está incluido el poto –el todoterreno de las plantas de interior– porque es tan aburrido…

Alocasia                                                                                                         Syngonium

 

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario