Fernando Marías visita CulturamasOcio

Por Chus Sanesteban

Fernando Marías. Escritor.

 

—¿Qué medio de transporte le gustaría dejar de usar ?

Ninguno. Curiosamente, a cada uno le saco alguna alegría. Detesto desplazarme hasta el aeropuerto para viajes nacionales, eso sí que me lo ahorraría.

—Las vacaciones ideales. Lugar y duración.

Tres o cuatro semanas en un lugar con mar casi deshabitado y corrigiendo una novela. La playa vacía a treinta metros del ordenador.

—Cuatro cosas indispensables en su maleta.

El iPhone, el ordenador, los libros y el iPod: tecnología para la mente.

— ¿Dónde ha estado y no volvería?

Ningún sitio me ha desagradado tanto. Pero es verdad que, puestos a elegir, prefiero conocer nuevos lugares.

—¿Viaje acompañado o buscar la compañía en el viaje?

O acompañado o solo, no veo clara esa opción de improvisar acompañante durante el viaje.

—¿Cuál es su tapa favorita?

Cuando está bien hecha, la tortilla de patatas.

— Una comida que aborrezca.

La lechuga. La tomé por inercia durante décadas, hasta que un día me pregunté por qué la estaba comiendo, si en realidad no me gustaba, y dejé de hacerlo.

—Su bebida preferida.

El agua.

—Tiene a los reyes como invitados a cenar, ¿qué les prepara?

Iríamos al restaurante de abajo. No preparo cenas en casa, y menos si me exigen el menor protocolo. 

—Su lugar para comer ideal.

Volvemos al mar: esa playa solitaria a la que he aludido antes. Comer ante el mar.

—¿Qué cambiaría de su casa?

Poca cosa, le añadiría una terraza y una piscina a salvo de miradas

— ¿Consigue rematar los muebles de IKEA?

En un 99,99%. Pero siempre queda ese fleco que me recuerda que el siguiente mueble podría resultarme inalcanzable.

— Un objeto de su casa que salvaría de un incendio.

Ningún objeto es imprescindible en mi vida. Tal vez el premio Nadal, que cambió mi vida.

— Una obra o monumento único, irrepetible.

Si aceptamos Machu Pichu como tal, diría que tiene más elementos mágicos y literarios que ningún otro lugar.

— Aquella casa que visitó y no ha olvidado.

Me gustaría hacer un viaje mágico: permanecer a solas durante unas horas en cada una de las casas en las que viví.

— Su prenda favorita.

El pantalón vaquero.

—Y la que no soporta.

Los pantalones no vaqueros.

—Lugar preferido para comprar ropa.

Una en la que haya poca gente y me dejen mirar sin atosigarme.

— Para usted la moda es…

Como la gloria: pasajera.

— Una combinación de colores que jamás llevarías.

No soy maniático, y me gusta disfrazarme, así que podría aceptar cualquiera. Creo que diría que las acepto todas, aunque cabe que al verme dijera: así no. Decidiría el vistazo final.

— ¿Ha plantado un árbol?

No.

— La planta favorita de su casa es…

No tengo plantas. No entra en mis planes.

—¿Preferiría  perderse en una selva o en un desierto?

Interesante pregunta de ocio. ¿Morir de sed o de fiebres y devorado por alimañas? Hmm, no sé qué me apetece más. En este punto me cuesta decidirme.

—¿A quién mandaría a una isla desierta?

A nadie.

— Su rato o momento ocioso preferido

Un fin de semana encerrado en mi casa con el teléfono apagado.

 

 

 

 

 

 

Noticias Otros Medios

One Response to Fernando Marías visita CulturamasOcio

  1. Pingback: Fernando Marías visita Culturamas Ocio | Estilo M

Deja un comentario