Moisés Nieto: Derviche.

Por Minerva Santana.

Así se llama la colección presentada por nuestro modisto fetiche para la próxima Primavera/Verano 2013. Término que viene de la palabra persa darvīsh. Donde ha hallado la inspiración, en los mendicantes ascéticos turcos que en sus rituales giran sobre sí mismos hasta llegar al extásis, dando movimiento a esas faldas características de su indumentaria.

Nos deleitó con vestidos estilo “galabeyas” sin dejar atrás su línea personal de marcar la cintura frente a volúmenes en la parte inferior en faldas, vestidos o gabardinas. Hubo lugar para el estilo masculino en pantalones muy cortos y largos caídos con toques árabes. El marco elegido fue el céntrico edificio de Telefónica en la Gran Vía de Madrid y estaba abarrotado por un público fiel e impaciente porque empezara y curiosos que  al pasear por la mítica calle les llamaba la atención tanto revuelo y lo que se pudiera proyectar en las grandes pantallas de la fachada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al ritmo de música arabesca las modelos con raíces aplastadas y efecto despeinado bajaban las vistosas escaleras y desfilaban por el recinto. En la cercanía podías observar la calidad y el mimo con la que Moisés confecciona sus prendas, piezas bien hechas con ese toque artesanal que tanto le gusta y quiere trasmitir. La unión con el alfarero Juan Pablo Martínez ‘Tito’, que realizó piezas expresamente para esta colección, potenciaban aún más esta premisa. Junto a un estampado puramente mediterráneo, el blanco y azul, muy veraniego que recuerda a cerámicas antiguas. La estampación describía la sincronía entre la creatividad puramente artífice de los dos. Se mezclaba con oro y tonos arena.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Eligió texturas como organzas, neopreno, encajes, gasas o muselinas y algunas prendas fueron ataviadas con joyas de la firma Pandora que cumple 30 años. No fue la única colaboración novedosa, el desfile contó con la presencia de la modelo Nieves Álvarez que cerraba una colección impecable con un vestido blanco con transparencias y cuerpo cosido con joyas de la firma danesa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este joven modisto de corta pero fructuosa carrera resulta ser la esperanza de la moda española en estos momentos. No hay duda.

 

Fotos ©Tormenta de Ideas y Minerva Santana

Noticias Otros Medios

Deja un comentario