Nadal vuelve a las canchas con éxito…y con dolor de rodilla; Acapulco lo espera en el Abierto Mexicano

“A mí la rodilla me sigue doliendo” fueron las palabras que espetó Rafael Nadal tras casi 7 meses de inactividad.

 

Rafael Nadal en el torneo Viña del Mar, Chile. Foto: Efe

Rafael Nadal en el torneo Viña del Mar, Chile. Foto: Efe

 

“La rodilla está ahí, los médicos dicen que está bien, no hay miedo de romperme, aunque a mí la rodilla me sigue doliendo. Si me duele, me duele y aguantamos, pero hay días que no se puede competir al 100 %”, precisó en rueda de prensa en Viña del Mar, Chile.

De poco importó el triunfo en dobles que, en su vuelta a las canchas, consiguió junto al argentino Juan Mónaco, tras el cual atendió a los impetuosos medios de comunicación presentes en el torneo chileno, donde el objetivo principal del tenista español dista de ser el económico.

 

“Necesito tiempo, necesito días, era importante jugar después de mucho; el primer partido era muy complicado y por eso estoy muy contento. Lo importante es ganar horas en pista y el ganar partidos me permite volver a jugar el jueves, con un gran ambiente”, señaló en el sitio de la ATP.

 

Sin embargo el pasado miércoles tuvo su segunda prueba en el polvo de ladrillo que tanto domina, el mismo que le hace feliz jugando y que ha ganado 254 de 273 matches en esta superficie, con un nuevo éxito en los octavos de final del torneo chileno sobre Federico Delbonis por 6-3 y 6-2, reconociendo también que jugar “ya es un motivo de alegría y de progresión”.

Tras haber ganado en singles y dobles, el nacido en Mallorca hace 26 años, aún tiene una prueba por delante, la cual afrontará cuando pierda un set y se vea exigido a competir en más de dos, situación que el español indicó no podrá garantizar resultados.

 

De poco sirve que el actual ranking de la ATP ubique al español en el 5, mucho más importa el rendimiento del tendón rotuliano de su rodilla izquierda, como indicó a la prensa cuando fue cuestionado sobre Roland Garros.

 

“Llegar favorito o no a Roland Garros creo que no importa; si llego número 10, 15, 20 o 100 del mundo no importa, lo que me importa es haber podido jugar todas las semanas que hubiera querido, sólo espero estar lo más cerca del cien por cien de mi rendimiento y si no es posible se hará lo que se pueda en su momento”, manifestó.

 

En caso de llegar a la final de la competición chilena, Rafa jugará hasta el 10 de febrero por lo que tendría poco más de 2 semanas de descanso para afrontar el Abierto Mexicano de Tenis, que tiene programados sus primeros partidos para el 23 de febrero.

 

Fuente: Sin Embargo

Noticias Otros Medios

Deja un comentario