¿Sabías que…? El nacimiento en la pantalla de la vamp o mujer fatal

Por Tamara Moya.

 

 

Asta Nielsen, primera vamp del cine.

Asta Nielsen, primera vamp del cine.

De la literatura decente romántica procede una figura mítica que tomará cuerpo por primera vez en el cine danés: la mujer fatal o vamp.

Hablar de la mujer fatal danesa es hablar de la singularísima Asta Nielsen, actriz teatral que no tardó en consagrarse en el cine con Hacia el abismo (Afgrunden, 1911), dirigida por el escritor Urban Gad, que será más tarde marido de la estrella. En esta cinta la Nielsen interpreta el papel de una honesta muchacha que es seducida por un artista de variedades. Estamos todavía sobre la senda trazada por Trata de blancas, pero asistimos en cambio a la revelación de la gran trágica de ojos, de la que dirá Apollinaire: “Es la visión de un bebedor y el sueño de un hombre solitario”. Asta Nielsen merecerá los sobrenombres de “Sarah Bernhardt escandinava” y “Duse del Norte” y su rostro expresivo encarnará personajes trágicos con una intensidad sobrecogedora.

El público internacional aplaudía las cintas de Urban Gad y Asta Nielsen, que en 1914 abandonaron la Nordisk por la Kinograf y siguieron haciendo películas juntos –entre ellas Sangre andaluza (Spank Elskov), que indignó a la crítica española- mientras Ole Olsen trataba de sustituir en su productora a la insustituible intérprete con otra mujer fatal, Betty Nansen, dirigida en sus primeras películas por August Blom. Al final de la primera guerra mundial, con el cine danés en plena crisis y la paz recobrada, Asta Nielsen irá a Alemania para proseguir allí su carrera de actriz. Entretanto en las pantallas de Italia ha comenzado a aparecer la variante latina de la mujer fatal, aunque será en Hollywood donde, definitivamente sofisticada, la vampiresa tomará carta de naturaleza para irradiar su pérfido atractivo por todas las pantallas del mundo (Gubern, 1989).

Noticias Otros Medios

Deja un comentario