Activa la química del buen humor con una buena alimentación

Por Rosa Sánchez
Comer es uno de los grandes placeres de la vida, pero además la ciencia corrobora que cuando tomamos alimentos buenos y apetecibles el humor sube en enteros.

1022980_60690332

 

Realmente si hacemos una comparación podemos decir que la alimentación es como el dinero, no da la felicidad pero puede ayudar mucho a conseguirla. Y nosotros contamos con la dieta mediterránea la cual contiene los ingredientes necesarios para subir en enteros el humor diario. La ciencia así lo matiza y está demostrado que cuando tomamos alimentos que nos gustan, nuestro cuerpo libera endorfinas, las responsables de contribuir a un estado de ánimo positivo.

Una buena alimentación desencadena efectos positivos en nuestro cuerpo ya que hoy sabemos que si aportamos determinados alimentos como aminoácidos y vitaminas conseguimos mejorar nuestro humor. Son las llamadas emociones proteínicas porque recorren nuestro cuerpo invadiéndolo de buenas emociones que nos da la vitalidad suficiente como para enfrentarnos a todo, proteínas formadas por ciertos aminoácidos encargados de la química del buen humor.
Aunque hay muchos otros factores que influyen en el ánimo. Necesitamos la energía constante que nos proporcionan los hidratos de carbono complejos para no sufrir cambios de humor debido a los altibajos. También podemos hacer acopio de los probióticos, los encargados de aportar mejor asimilación de las comidas ya que es importante tener una flora intestinal sana. Están presentes en el yogur y otros alimentos fermentados o en suplementos alimenticios.

Tranquilidad y buenos alimentos suele decir un refrán muy popular. La comida es un acto social. Por eso hay que tenerlo en cuenta. Escoge un ambiente relajado y una compañía agradable para compartir tus comidas y procura dedicarle al menos media hora. Disfruta con cada bocado. Comer sano no tiene por qué ser comer a disgusto. Al contrario, preparaciones como el vapor potencian el sabor de los alimentos y no los disfrazan. Y ante todo opta por la calidad de los alimentos más que por la cantidad. Consumir raciones moderadas contribuye a una salud general y los alimentos ecológicos suelen aportar más nutrientes.

 

Fuente: http://blogestudio.com/

Noticias Otros Medios

Deja un comentario