El rock indie y el techno también son para el verano

Por  Beatriz Cort Azcárraga

piscina-guitarra-1

 

Llega el verano y con él los “grandes éxitos” de reggaetón y los grupos y artistas fijos en el panorama musical con una o dos canciones que destacar, que se apoderan de las emisoras y se repetirán incesantemente en la mayor parte de las fiestas y grandes locales. Sin embargo, como en cada época estival, la industria de la música no solo se limita a esto, sino que también da cabida a otros grupos y estilos que se salen de este margen comercial. Es con ello el turno de hablar de dos conjuntos, ya consolidados, que han regresado este año con nuevos temas, aunque con unas acogidas completamente opuestas, para los asiduos del techno y del rock indie: Daft Punk y The Strokes.

Tan solo hace un mes desde que los parisinos Guy-Manuel de Homem-Christo y Thomas Bangalter, conocidos como Daft Punk, lanzaron al mercado Random Acces Memories, su cuarto álbum de estudio que ratifica una vez más el por qué son considerados por muchos como viajeros en el tiempo con su música disco y que, solo con el single previo Get Lucky, ya contentaron a sus seguidores. Este fue a su salida citado por muchos como «uno de los discos más esperados no solo del año, sino de los últimos años», concepto que se descifra a partir del ansia revelada por los fans del dúo, que ocho días antes del lanzamiento oficial del trabajo ya lograron que se pudiese escuchar en iTunes tras la filtración del mismo por Internet. En este último proyecto de Daft Punk volvemos a escuchar los ritmos de música disco que marcan su sello, pero encontramos notables diferencias respecto a los otros álbumes, como la inclusión de un menor número de instrumentos electrónicos y la presencia de colaboradores actuales como el propio Julián Casablancas de The Strokes o Chilly Gonzales, entre otros. ¿La razón? humanizar el disco.

Daft Punk nuevo disco

Uno de los motivos por los que Daft Punk es y pasará a la historia como un hito es la importancia de su papel para el desarrollo y la expansión de la electrónica, pues lograron, en una época en la que este estilo estaba “en la cuerda floja”, hacer de ella una música que no fuese únicamente “maquina”, sino una a partir de la cual se puedan transmitir sentimientos, lo que hace de sus anteriores discos y su nuevo trabajo productos que nos traen, en palabras del periodista de Hipersónica Pablo Serrano, «más entretenimiento y momentos disfrutables que nos van a pasear con el buen rollo durante unos días».

Desde que revolucionaron la industria de la electrónica con Homework en 1997, los robots han cosechado una larga lista de éxitos que les han llevado a estar nominados a los premios Grammy en ocho ocasiones y salir vencedores en 2009 con la mejor grabación dance por Harder, Better, Faster Stronger y mejor álbum dance/electrónica por Alive 2007.

Daft Punk sin cascos

Daft Punk no ha producido únicamente música para ser interpretada y escuchada, sino que también compuso dos películas, Daft Punk’s Electroma, la cual trata sobre ellos y su historia, pero cuya BSO no está constituida por su propia música, y la animada Interstella 5555 – The 5tory of the 5ecret 5tar 5ystem; once piezas para el videojuego DJ Hero y las 24 producciones de la banda sonora de la película Tron: Legacy. Además, no solo cuentan con álbumes de estudio, sino también el premiado y ya citado Alive 2007 y otro directo de 1997.

Daft Punk Los Simpsons

Cabe subrayar la gran cantidad de remixes y mezclas que productores, mundialmente conocidos o no, han hecho de sus trabajos. De lo último son destacables el chileno Nicolas Jaar, que colgó en su Soundcloud una remezcla de todo el disco; y el mix al estilo 8-bit del australiano Joe Jeremiah, quién ya había realizado esto con trabajos de otros artistas como Levels o con la banda sonora de Piratas del Caribe.

Así, Daft Punk sigue cosechando éxitos y “dando vida” a sus seguidores, que ven a Guy-Manuel de Homem-Christo y a Thomas Bangalter «increíbles, transmiten un buen rollo en todas sus canciones que a pocos artistas he visto capaces de hacerlo. Puedes ponerte Harder, Better, Faster, Stronger en el peor de tus momentos y dejar de verlo tan malo», dice Inés García. Otros califican de equivocadas las malas opiniones que reciben, cómo Iván Regueira, quién afirma que «por muchas críticas que tengan de sencillez, temas “pobres” como dicen algunos, no dejan de ser una producción fascinante, siempre fueron un grupo muy popular y después de este disco, que viene con muchos éxitos mundiales como Get Lucky, decir que carecen de originalidad, cómo dicen muchos críticos, es una opinión errónea».

Frente al éxito irrefutable de Daft Punk, pese a ser unos de los encargados de traer nuevos temas de indie rock este verano, la banda neoyorkina The Strokes no parece haber tenido tanta suerte como el dúo francés. A mediados de marzo llegó a las manos del público Comedown machine, quinto álbum de su carrera y considerado por muchos como o el cierre de la misma o de su vida con RCA/Sony, su discográfica. Con un sonido ochentero y One Way Tigger como single predecesor del trabajo, los críticos lo califican como un disco en solitario del vocalista Julián Casablancas, «prueba nuevos trucos sintetizados, pero no puede recuperar su gloria», afirma el medio Rolling Stones. Sin embargo, no es la primera vez que los movimientos del grupo llevan un trasfondo de final, pues en 2007 ya se produjo una separación para que cada uno de los miembros pudiese realizar proyectos en solitario, aunque fue por tiempo definido, pues el 11 de febrero de 2011 ya volvieron a la carga con Angels.

The Strokes 2013

Dentro de su propia vida musical, The Strokes también han presentado altibajos. El grupo se formó en 1998 y en 2001 ya tenía en el bolsillo al público indie y a los críticos, tanto de música independiente como de otros estilos, con el lanzamiento de Is This It, álbum en el que ya se podían catar las influencias y el estilo de décadas pasadas como los 60 y los 80, presentes en toda su carrera. Este primer disco fue premiado con las cinco estrellas de la revista Rolling Stones y ganador del premio al mejor álbum internacional en los Meteor Ireland Music Awards y mejor álbum, mejor nueva actuación y banda del año en los NME Awards de The Strokes This ItLondres. Además, el grupo como conjunto fue coronado como mejor banda internacional en los Brit Awards y mejor banda de la historia en los Cache Awards, de Inglaterra y Texas respectivamente. Sin embargo, su segunda publicación, Room on fire, no tuvo una acogida tan buena como la primera, pues para muchos, pese a ser más electrónico, se trató de una simple repetición o continuación del primero. «En cierto modo podríamos estar hablando de un Is This It: Next», afirmó César Verlaine, quién aún así lo puntuó con un 9 sobre 10 en su blog. Pero otros, que consideraban que era una banda sobrevalorada, se vieron obligados a dar un paso atrás y recomponer su visión de ellos, como Enrique Martínez, quién dijo: «Room On Fire no sólo no confirma la liviandad del fenómeno Stroke, sino que a mi modesto entender esta media hora de música da los verdaderos argumentos de peso a sus numerosos defensores. En su segundo álbum The Strokes aparecen más que nunca como la promesa de una banda verdaderamente interesante». De este trabajo siempre será destacada la archiconocida Reptilia y, cómo curiosidad, What Ever Happened, tema de apertura del CD y pieza de la banda sonora de la película María Antonietta.

Con la publicación de First Impression of Earth lograron dejar atrás las similitudes que tachaban de monótono el álbum anterior, conquistaron de nuevo los primeros puestos de las listas de éxitos y tuvieron buena acogida en los eventos celebrados incluso antes del lanzamiento del mismo. Una vez estrenado llegaron a colgar el “SOLD OUT” en Reino Unido. Sin embargo, ya se observaba cierta inestabilidad en el grupo, pues, ya citado anteriormente, fue durante la gira de 2007 cuando anunciaron su separación. En 2011, una vez solucionados los posibles problemas entre los miembros de la banda, regresaron con Angels, un álbum que suponía un «retorno a lo básico» según el bajista Nikolai Fraitute y que es considerado el mejor tras el pionero Is This It, aunque muchos consideran, y más tras el fracaso de Comedown machine, que nunca volverán a ser los que fueron en ese primer álbum.

The Strokes nuevo disco

Ya tres meses después del lanzamiento de Comedown machine, todavía se desconoce si el grupo de introducirá en una gira pero, si la respuesta es sí, se augura que esta no será tan extensa como las anteriores y que quizá solo se dejen ver por festivales.

Con ellos y muchos grupos más, la música independiente seguirá alimentando a su público en todos los festivales que se anuncian para este verano, entre los que destacan el Bilbao BBK Live, el Arenal Sound de Burriana, el FIB de Benicàssim o el Monegros Desert Festival de Huesca, entre otros.

Noticias Otros Medios

One Response to El rock indie y el techno también son para el verano

  1. Pingback: El rock indie y el techno también son para el verano | lamelomaniadecurts

Deja un comentario