Patrick Caulfield en la Tate Gallery

Del 5 de julio al 1 de septiembre de 2013

Tate Britain, Linbury Galleries, Londres

Patrick Caulfield, Selected Grapes 1981, Colección British Council. Fuente de imágenes: Tate Gallery

Selected Grapes, 1981, colección British Council. Fuente de imágenes: Tate Gallery

Este verano la galería de arte Tate Britain presenta una exposición retrospectiva del conocido pintor británico Patrick Caulfield. Desde la década de 1960, a Caulfield (1936 – 2005) se le ha reconocido por sus pinturas icónicas y vibrantes sobre la vida moderna, con las que revitalizó el tradicional género de la naturaleza muerta. Como celebración de la maestría del artista en su uso del color, su elegancia gráfica y su ingenio, la exposición ofrece una oportunidad para reevaluar sus influencias y la herencia legada por su producción artística.

La muestra se expone paralelamente a la del creador contemporáneo Gary Hume (n. 1962), por lo que con la misma entrada se ofrece a los visitantes la oportunidad de ver las relaciones establecidas entre la obra de ambos creadores, símbolos de dos generaciones distintas en la pintura británica.

Patrick Caulfield saltó a la fama a mediados de la década de 1960, tras estudiar en el Royal College of Art, con compañeros como David Hockney. En la exposición The New Generation, celebrada en 1964 en la galería Whitechapel, su obra fue relacionada con el pop art. Sin embargo, Caulfield siempre se resistió a esta etiqueta, prefiriendo verse a sí mismo como un “artista oficial” y heredero de la pintura de tradición contemporánea, con maestros como Georges Braque, Juan Gris y Fernand Léger, influencias definitivas en su composición y en su elección de motivos pictóricos.

Pottery, 1969. Colección Tate Gallery. Fuente de imágenes: Tate Gallery.

Pottery, 1969, colección Tate Gallery. Fuente de imágenes: Tate Gallery.

La exposición traza el desarrollo del estilo distintivo de Caulfield. Los géneros tradicionales, como el bodegón, son re-imaginados de forma radical para producir imágenes de sorprendente originalidad. Al principio de su carrera el pintor rechazó la pincelada gestual, prefiriendo las técnicas más anónimas del cartelismo. Obras como Pottery, 1969 (Tate), se caracterizan por el uso de amplias áreas planas de color, definidas por líneas de contorno.

En la década de 1970 comienza a trabajar combinando diferentes tipos de representación -como el trampantojo-, para crear piezas de gran complejidad en las que juega con las fronteras de la realidad y el artificio. Por ejemplo, en After Lunch, 1975 (Tate), se muestra una imagen fotorrealista del Castillo de Chillon, colgando en el interior de un restaurante, que está representado con una serie de líneas negras sobre un fondo plano en dos tonos. Este cambio en la factura artística coincide con un cambio más sutil en su temática, que a partir de este momento se muestra más comprometida con el paisaje social contemporáneo y con la representación de la vida moderna. Esta temática se convierte en característica de su obra, y se va a mantener constante durante el resto de su vida.

En la muestra se han reunido más de una treintena de obras significativas, procedentes de colecciones públicas y privadas, como representantes de los momentos clave de la producción artística del pintor, entre las que destacan Dining Recess,1972 (colección del Consejo Superior de Arte y Cultura), e Interior with a Picture, 1985-6 (Tate). Junto a estas, se incluyen obras menos conocidas, como Bend in the Road, 1967 (Museo Nacional de Historia y Arte de Luxemburgo) y Tandoori Restaurant, 1971 (Galería del Arte de Wolverhampton). Finalmente, en la cita se incluyen además algunas obras recientes, como Bishops, 2004 (colección privada) y Braque Curtain, 2005 (Tate).

Cafe Interior: Afternoon, 1973. Colección privada. Fuente de imágenes: Tate Gallery

Cafe Interior: Afternoon, 1973, colección privada. Fuente de imágenes: Tate Gallery

Patrick Caulfield nació en Londres, y estudió en la Chelsea School of Art y en el Royal College of Art. Algunas de sus exposiciones más representativas en vida fueron las retrospectivas celebradas en la Walker Art Gallery de Liverpool y en la Tate, ambas en 1981; en la Serpentine Gallery en 1992-3, y en la Hayward Gallery en 1999. En 1993 fue elegido miembro de la Real Academia.

La exposición ha sido comisariada por Clarrie Wallis, conservadora de Arte Moderno y Contemporáneo de la Tate Britain, junto a Melissa Blanchflower, Conservadora Ayudante en la misma institución. Además de la muestra, la Tate ha publicado un nuevo catálogo y ha puesto en marcha un programa de charlas y eventos en la galería, sobre la obra del pintor.

Traducción: Ruth M. Cereceda

Source: http://www.tate.org.uk

Noticias Otros Medios

Deja un comentario