Nuevos estudios sobre el efecto de la marihuana en el cerebro

Porro_1[1]

 

La polémica en torno a la marihuana más allá de políticas internacionales y de guerras contra las drogas, se centra en su consumo y sus efectos. Sin embargo, nuevos estudios demuestran que no es tan inofensiva como muchos afirman.

Mientras que los defensores de la cannabis afirman que esta es inocua, menos tóxica que el tabaco y no genera adicción, una investigación médica representa la contra de estas afirmaciones, al asegurar que el uso persistente de marihuana deteriora de manera irreversible las funciones del cerebro, sobre todo si su consumo inicia antes de los 18 años de edad.

De acuerdo con estudios realizados por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos (NIDA, por sus siglas en inglés) y de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland, el consumo regular de marihuana durante la adolescencia daña a largo plazo la cognición y aumenta el riesgo de enfermedades psiquiátricas, como la esquizofrenia, publicó la revista Neuropsychopharmacology.

Un estudio hecho ratones adolescentes encontró pruebas de que la exposición a esta droga durante esta etapa, cuando las áreas prefrontales del cerebro están en desarrollo, puede producir el deterioro cognitivo a largo plazo.

En este caso, las oscilaciones corticales en la corteza del cerebro de los roedores se vieron reducida en aquellos que estuvieron expuestos a dosis bajas de cannabis durante 20 días, a diferencia de los ratones que no fueron expuestos a la misma dosis durante el mismo lapso.

Se sabe que las oscilaciones corticales se reducen también en la esquizofrenia y otras enfermedades similares. Por otra parte, estas juegan también un papel importante en funciones cognitivas como la atención, la integración de la información sensorial y la memoria de trabajo.

130121_7364

 

Asimismo, el riesgo de adicción en esta etapa es mayor, ya que 9% de las personas que alguna vez probaron la mariguana manifestaron síntomas de adicción, mientras que este rasgo se acentuó entre los adolescentes elevándose el porcentaje a 16 por ciento.

Sin embargo, esta no es la única investigación que afirma de los efectos negativos de la marihuana en el cerebro humano.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, analizó mil 37 individuos nacidos entre 1972 y 1973, entre los que se encontró que aquellos que habían usado persistentemente marihuana presentaban un “amplio deterioro” en varias áreas neuropsicológicas, como funcionamiento cognitivo, la atención y la memoria.

La investigación dirigida por la profesora Madeline Meier encontró también que quienes fumaban cannabis al menos cuatro veces a la semana, año tras año, durante su adolescencia, sus 20 años y, en algunos casos, sus 30 años, mostraron una reducción en su coeficiente intelectual, publicó Proceedings of the National Academy of Sciences.

El estudio se llevó a cabo en la localidad neozelandesa de Dunedin, mientras que los individuos fueron sometidos a pruebas neuropsicológicas en 1985 y 1986, antes de que hubiesen empezado a fumar mariguana, repitiéndose los test entre 2010 y 2012, cuando algunos de ellos ya la consumían de manera regular.

De esta manera, los investigadores concluyeron que las personas que comenzaron a fumar cannabis de manera habitual antes de los 18 años perdieron hasta ocho puntos de cociente intelectual cuando se compararon los resultados de sus test de inteligencia a los 13 años y a los 38 años.

Sin embargo, uno de los puntos mas importantes del estudio fue demostrar que el daño era irreversible y permanente, ya que se observó que el suprimir o reducir su uso no logró restaurar completamente la pérdida de coeficiente intelectual.

 

 

[Sin Embargo]

Noticias Otros Medios

Deja un comentario