Por los mercados de Barcelona

1334453_26394912

 

Los viajeros que aman descubrir la cara más auténtica de una ciudad, saben que entre los lugares más emblemáticos y reveladores destacan los mercados: no existe una forma mejor que perderse en los mercados típicos de una ciudad, para conocer su alma más profunda, sus tradiciones, su espíritu y las costumbres de sus habitantes.

398px-Boqueria_-_Escut

Foto: Wikimedia

Si Barcelona es nuestro destino, la ciudad ofrece innumerables oportunidades, desde los mercados más conocidos y “turísticos” hasta los mercados de barrio, cada uno con su propia personalidad. El mercado más famoso de la ciudad es la Boquería, tan popular que se considera como una de las etapas obligadas para cualquier turista que visite la ciudad. Primero, este mercado cuenta con una ubicación privilegiada: la Boquería se encuentra en el mismo corazón de las Ramblas, la arteria más conocida y visitada de la capital de Cataluña. El mercado, inaugurado en el año 1840, ocupa los terrenos donde surgía el convento de Sant Josep y testimonia la antigua tradición comercial de la zona, puesto que ya en el siglo XIII en el mismo espacio se reunían los vendedores ambulantes de carne. Hoy el mercado cuenta con una estructura de metal y vidrio, que alberga aproximadamente 300 puestos en una superficie de más de 2500 metros, donde se puede encontrar una impresionante y variada oferta de productos – desde frutas y verduras, hasta carnes y pescados. Todo el distrito de la Ciudad Vieja ofrece infinitas oportunidades para los amantes de las compras, especialmente en el Barrio Gótico y en la zona del Born: al lado de tiendas de ropa usada, galerías y tiendas con una especial atención a la creación de atmósferas peculiares, se encuentran también famosas tiendas centenarias.

Otro mercado imperdible del casco antiguo es el Mercado de Santa Caterina, que también ocupa un espacio donde antiguamente surgía un convento. Inaugurado en el año 1845, este antiguo mercado de alimentación hoy cuenta con una estructura moderna, después de la reforma del 2005: los arquitectos Enric Miralles y Benedetta Tagliabue diseñaron el nuevo edificio con un techo ondulado y coloreado, una estructura de madera y un mosaico que representa frutas y verduras. En Villa de Gracia destaca el Mercado de la Abacería, cuya estructura, organizada en tres naves, fue construida a finales del siglo XIX, mientras que en el distrito de l’Eixample es famoso el Mercado de la Concepció, con su elegante edificio modernista.

 

concepcio

Merdado de la Concepció

 

Para conocer la ciudad más auténtica, nada mejor que explorar los mercados de barrio, como el de la Barceloneta o el de Sants: obviamente, se trata de lugares perfectos no solo para pasear, sino también para hacer compras. Especialmente para los viajeros más independientes, que prefieren alojarse en un apartamento – por ejemplo aprovechando las ofertas de páginas web como HouseTrip – ir de compras en un mercado de barrio es una ocasión imperdible, para intentar preparar en su propia cocina los platos típicos de la cocina catalana utilizando productos locales.

 

421957_53048297

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario