Consejos para proteger tus manos del frío

Hoy vamos a hablar sobre cómo cuidar las manos durante los meses de frío  para poder protegerlas y conseguir que tengan una apariencia perfecta.

 

Winter portrait of a beautiful model

 

Los efectos del frío sobre las manos

Lo primero que debemos tener en cuenta es que las manos son una de las partes de nuestro cuerpo que más expuestas se ven al frío, y es por ello que debemos prestar una especial atención a su estado.

El caso es que si no procedemos de la forma adecuada nos podemos encontrar con determinados problemas como puede ser la descamación, las grietas que pueden llegar a desembocar incluso en heridas bastante dolorosas o incluso con problemas de deshidratación.

Por esa razón, a continuación vamos a dar algunos consejos interesantes que nos ayudarán a proteger nuestras manos durante los meses de frío.

 

 

Consejos para proteger las manos

Evidentemente, el primer consejo que podemos dar es utilizar unos buenos guantes especialmente aquellos días en los que las temperaturas bajan considerablemente. Pero eso no es todo, ya que también hay que proceder de la forma adecuada con el objetivo de recuperar aquellos nutrientes que se hayan podido ir perdiendo.

Esto significa que la utilización de cremas hidratantes y cremas protectoras para evitar los efectos del frío sobre nuestras manos serán esenciales.

Cuando nos encontremos en períodos de frío deberemos aplicar cremas hidratantes todos los días realizando masajes. En cuanto al número de veces dependerá de cada caso, es decir, del frío que haga, del tipo de exposición que tengamos con nuestras manos así como de las características individuales.

Las cremas protectoras también deben ser utilizadas diariamente, ya que es el mejor sistema para evitar que el frío pueda afectar a nuestra piel.

No obstante, hay que considerar también que cada uno de nosotros tiene unas determinantes actividades diarias, por lo que en la mayoría de los casos es importante elegir cremas adecuadas que no dejen restos de grasa.

Para ello buscaremos aquellas que se absorban lo más rápidamente posible a la vez que las lavaremos con jabones que sean poco agresivos, ya que de esta forma conseguiremos el doble juego necesario para poder tener las manos perfectamente hidratadas y en perfectas condiciones pero sin tener que pasar por esa sensación desagradable del efecto untuoso que se puede producir en estos casos.

En resumen, una buena protección y una buena hidratación son las dos claves imprescindibles para unas manos perfectas incluso durante los meses de frío.

 

[TodoBelleza]

Noticias Otros Medios

Deja un comentario