TRX: el entrenamiento en suspensión de los Navy Seal

  • Permite desarrollar fuerza, resistencia, coordinación, elasticidad, y fortalecimiento del core

  • Este concepto lo desarrolló el grupo de los famosos Navy Seal frente a la necesidad de un equipamiento de entrenamiento que fuera fácil de transportar

 

TRX

 

Con el creciente interés por el fitness y la actividad física, han proliferado los gimnasios y la sofisticación de equipos y profesionales. Hoy en día en cualquier instalación encontramos propuestas para practicar Crossfit, GAP, TRX, Pilates o spinning. Cada una de estas formas de entrenamiento tiene diferentes objetivos, pero entre estos se están imponiendo aquellas disciplinas que, como Crossfit o TRX, fomentan el llamado entrenamiento funcional.

El entrenamiento funcional empezó a ganar adeptos a finales del siglo pasado y desde entonces las disciplinas que lo favorecen no dejan de sumar nuevos practicantes.

Esta forma de entrenamiento persigue potenciar y estirar cadenas musculares completas que se utilizan en la realización de movimientos habituales en nuestra actividad diaria

Tradicionalmente, el entrenamiento de fuerza en los gimnasios consistía en trabajar músculos aislados. Por otro lado, el entrenamiento funcional persigue potenciar y estirar cadenas musculares completas que se utilizan en la realización de labores o movimientos habituales en nuestra actividad diaria. Estas cadenas siempre (o casi) involucran el llamado “core” o cinturón abdominal (incluyendo en éste la pelvis y caderas).

El entrenamiento en suspensión –TRX solo es una marca con productos para realizar este tipo de entrenamiento- es una de las muchas posibilidades que existen para practicar entrenamiento funcional.

El concepto de entrenamiento en suspensión se refiere al conjunto de movimientos y ejercicios en los que o los pies o las manos están sostenidos al equipo de suspensión (un solo punto de anclaje inestable, con una o dos asas unidas por un cable o cinta) y el otro extremo del cuerpo (manos o antebrazos si en el equipo están pies y pies o rodillas y si en el equipo están manos) se apoya en el suelo. La utilización de un único punto de sujeción en el equipo provoca inestabilidad que al combinarla con los ejercicios permite desarrollar fuerza, resistencia, coordinación, elasticidad, y fortalecimiento del core. Todo ello con diferentes intensidades en función del peso, agarres y ejercicios usados por el practicante.

Fitness-TRX-Dumitru-Butilca

Este concepto lo desarrolló el grupo de los famosos Navy Seal (fuerza de operaciones especiales de la Armada de los Estados Unidos) a mediados de los noventa, y pronto lo incorporaron a las rutinas de entrenamiento de estos supersoldados. Los SEAL buscaban un equipamiento de entrenamiento que fuera fácil de transportar y utilizar en sus misiones y campañas en las que no les resultaba fácil acceder a las instalaciones y equipos que si tenían en sus bases.

Lo que idearon es un conjunto de tirantes o arneses que, fijado en cualquier punto (desde la jamba de una puerta hasta la rama de un árbol), les permitían ejercitar todo su cuerpo utilizando como carga su propio peso y diferentes ángulos del cuerpo y agarres. Ese equipo básico, cuyo primer prototipo construyeron a partir de un paracaídas roto, en la actualidad ha evolucionado con deslizaderas, agarres, colores y diferentes marcas que los comercializan: TRX,  Freestyle Trainer FHX o RIP son algunos de ellos, fáciles de encontrar en Internet.

Con estos antecedentes la compañía californiana Fitness Anywhere, involucrada con el equipo Seal que desarrolló estos conceptos, creó TRX destacando sobre otras marcas con sus productos. TRX se ha convertido en una de las principales marcas a nivel mundial que, como en su día hizo la aspirina con los analgésicos, está apropiándose del concepto; verán que muchos gimnasios ofrecen dentro de su catálogo de producto TRX en lugar de entrenamiento en suspensión, como si la marca fuera una categoría de producto o actividad.

El equipamiento

El equipo básico consta de un anclaje al que se conecta por el centro una cinta o cable que termina, en cada uno de sus extremos, en un asa o agarre. Imagínense una Y invertida en la que el brazo central es el anclaje y los otros dos son la cinta central que, enganchada al anclaje, nos permite colgarnos de ella. Además esta cinta tiene alguna funcionalidad para poder alargar o acortar su longitud, de tal manera que podamos variar el número de ejercicios y el esfuerzo en cada uno de ellos combinando diferentes ángulos y longitudes.

Los ejercicios

La esencia del TRX, y de cualquier entrenamiento en suspensión, es que, con independencia del ejercicio, activen su “core” y trabajen con cierto equilibrio inestable. La necesidad de mantener activado su abdomen, junto con los continuos micromovimientos para mantener el equilibrio, contribuye a potenciar la fuerza, la resistencia y a tonificar el conjunto. Además y realizado con la debida intensidad, este tipo de entrenamiento también puede convertirse en un buen ejercicio cardiovascular.

Hay innumerables ejercicios que se pueden realizar. No pretendo describirlos pero les animo a que vean alguno de los videos que existen.

 

¿Cómo practicarlo?

Las posibilidades son múltiples y dependen sobretodo de su nivel y conocimientos de fitness. Si es usted un experto practicante de Pilates con una instrucción básica puede realizar cualquier tabla de ejercicios con mínima o ninguna supervisión. Si por el contrario es novato en entrenamiento funcional o fitness en general no le aconsejo que se compre un equipo y se ponga a entrenar.

Sin la debida preparación es fácil lesionarse las lumbares por el incorrecto uso de la musculatura y los alineamientos del cuerpo. Además perderá gran parte de los beneficios de este tipo de entrenamientos. Si este es su caso le sugiero que busque un gimnasio y, si se lo puede permitir, todavía mejor, un entrenador personal que le pueda ayudar al principio; pronto podrá entrenar por su cuenta.

En cuanto a los equipos las posibilidades van desde los productos de TRX, probablemente los más caros del mercado, hasta la posibilidad de fabricarse uno casero. En cualquier caso en Internet encontrará multitud de opciones y precios para comprar un equipo e instrucciones y sugerencias para fabricarse uno. Elija la opción que elija, todos ellos le resultarán fáciles de usar y trasportar.

Una advertencia, si se anima a probarlo tiene muchas posibilidades de engancharse.
[ZoomNews]

Noticias Otros Medios

One Response to TRX: el entrenamiento en suspensión de los Navy Seal

  1. Ferdavid 21 enero, 2014 at 16:31

    El entrenamiento en suspensión es una manera eficaz de realizar ejercicios de endurecimiento de brazos, piernas, cadera y hombros fundamentalmente. En este sitiopuedes encontrar muchos ejercicios que te serán muy útiles para ponerte en forma.

    Responder

Deja un comentario