Guitarra eléctrica con músicas del siglo XVII

 ESTE SÁBADO 25 DE ENERO EN LA FUNDACIÓN JUAN MARCH

DENTRO DEL CICLO LOS MUNDOS DE LA GUITARRA EN CONCIERTOS DEL SÁBADO

Para acceder al Salón de Actos principal es necesario obtener una entrada numerada que se podrá retirar en la Fundación o ser reservada por Internet o por teléfono. Las condiciones pueden consultarse en www.march.es/reservas.

 

       Este sábado 25 de enero, a las 12 horas, continúa en la Fundación Juan March (www.march.es, Facebook y Twitter:fundaciónmarch) el ciclo de Conciertos del Sábado dedicado a LOS MUNDOS DE LA GUITARRA, con un concierto de guitarra eléctrica, acompañada de la tiorba, y con músicas del siglo XVII.

 

11100

 

        La guitarra, desde sus mismos orígenes ha mostrado una enorme versatilidad, desconocida en la mayoría de los instrumentos, para adaptarse a funciones y estilos muy diversos. Su integración en el ámbito de la llamada música clásica no impidió que participara de un modo vertebral en la multitud de géneros musicales que han surgido durante el siglo XX. Este ciclo, que se inició el pasado 11 de enero,  ofrece una pequeña muestra de estos otros mundos poblados por la guitarra, desde el flamenco y el blues hasta el estilo popular latinoamericano, pasando por la actualización de la música del siglo XVII interpretada con guitarra eléctrica.

 

         *El 25 de enero: guitarra eléctrica (en el siglo XVII), Consuelo Navas, tiorba, y Juan Carlos Rivera, guitarra eléctrica, interpretan obras de Giovanni Girolamo Kapsperger (c. 1575-1651); Alessandro Piccinini (1566-1638); y Bellerofonte Castaldi (1580-1649).

  Escribe Juan Carlos Rivera: “La fusión de la llamada música antigua con otras músicas, general­mente de raíz popular, no es algo nuevo. Hay ilustres representan­tes de esta tendencia y mezclas de este tipo pueden escucharse con cierta asiduidad en disco y en salas de concierto: baste como ejem­plo la frecuente inclusión de exóticos instrumentos de percusión en repertorios que no los conocieron. Sé que mi propuesta de conjuntar una tiorba con una guitarra eléc­trica es arriesgada, pero me mueve una auténtica pasión por los dos instrumentos y una convicción de que el resultado sonoro y musical es interesante. Por otra parte, la música del Seicento italiano tie­ne un componente extraordinario de experimentación. La música instrumental se libró en gran medida del lenguaje vocal para cons­tituir uno propio, lo que conduciría al virtuosismo en las composiciones de algunos autores.

 

       Músicos como Kapsperger idearon un idioma instrumental innovador tanto en el tratamiento técnico del instrumento, la tiorba en este caso, como de la utilización de armo­nías, melodías y ritmos atrevidos. Por su parte, Piccinini introdujo profundas mejoras técnicos en el chitarrone y (de acuerdo con sus propias palabras) fue el inventor del archilaúd mientras Castaldi, rendido admirador de Kapsperger y cuya vida posee tintes nove­lescos, refleja ya desde los títulos de sus obras la gran originalidad de las mismas, muy refinadas y complejas, y que emplean todos los recursos técnicos que ofrece la tiorba.

         Una manera de rizar el rizo es experimentar con una música que ya de por sí tiene mucho de experimentación. Así, además de la nove­dad de unos sonidos eléctricos, he recurrido a glosar la mayoría de las obras que se van a escuchar en el concierto, no a la manera del siglo XVII, sino en un lenguaje más actual. Se trata, en definitiva, de mis propias reflexiones sonoras sobre una música que me ha fasci­nado siempre.”

 

          Consuelo Navas recibe sus primeras clases de guitarra de su pa­dre Antonio Navas, guitarrista flamenco. Posteriormente ingresa en el Conservatorio Superior de Sevilla, donde realiza los estudios de guitarra e instrumentos de cuerda pulsada del Renacimiento y el Barroco, obteniendo premios extraordinarios y las más altas cali­ficaciones. Ha ofrecido conciertos como solista y colaborando de forma permanente con numerosos grupos de música antigua. Juan Carlos Rivera es uno de los intérpretes españoles de música antigua de mayor reconocimiento. Ha actuado en toda Europa, Es­tados Unidos, Hispanoamérica y África del Norte, en prestigiosos festivales internacionales y salas de concierto. Dirige el grupo Armoniosi Concerti. En la actualidad ocupa la cátedra de Instrumentos de Cuerda Pulsada del Renacimiento y Barroco en el Conservatorio Superior de Músi­ca de Sevilla.

 

 

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario