Nikola Tesla: el descrédito de los hechos

tesla_by_mattridgway-d313a98«Tesla» ©Matt Ridgway

 

¿Quién es Nikola Tesla? Si bien no es un personaje reconocido frente a instituciones como Einstein o Edison, Tesla fue un inventor y visionario de las tecnologías modernas desacreditado en su época y demeritado en la nuestra. Su fascinación por temas no convencionales sigue siendo foco de polémicas. Pero ¿qué aportó a la historia y a la sociedad? Y ¿por qué su nombre no nos rememora a ningún campo asociativo? Blanca Vargas nos explica.

 

 

Blanca A. Vargas Govea

 

Hoy en día es difícil imaginar la vida sin un teléfono celular, pues es la comunicación al instante, sin importar el lugar y la gran cantidad de aplicaciones que han originado que estos aparatos se hayan convertido en una extensión de nosotros mismos.

El uso de estos dispositivos se ha extendido de forma masiva y ha alcanzado precios accesibles, por lo que actualmente es posible encontrar un aparato que se ajuste a nuestro presupuesto y necesidades sin buscar demasiado. Así, con un artefacto que cabe en la palma de nuestra mano, podemos comunicarnos a cualquier punto del planeta; este hecho es tan cotidiano que ya no nos sorprende. Vivimos en un mundo donde encender la luz y tener la posibilidad de comunicarnos sin límite de distancia es lo normal; sin embargo, hubo un tiempo en el que estas facilidades de comunicación eran fantasía pura, producto de ideas locas e irracionales.

Hace 102 años, alguien dijo que «sería solamente necesario llevar un instrumento barato no más grande que un reloj, que permitiría a su portador oír en cualquier sitio en el mar o tierra a distancias de miles de kilómetros»[i]. ¿Quién hizo tal aseveración?… Fue Nikola Tesla en una entrevista para el periódico The New York Times en 1909; sin embargo, Nikola Tesla no es precisamente una figura a la que evoquemos inmediatamente.

Cada manifestación de la cultura, arte, deporte, ciencias y demás expresiones humanas, tiene sus representantes característicos. Esos personajes son aquellos a quienes nuestra mente asocia cuando leemos o escuchamos alguna palabra: Mona Lisa, Da Vinci; relatividad, Einstein; paz, Ghandi;  gravedad, Newton; Kryptón, Clark Kent. Estas asociaciones mentales se dan porque estamos expuestos continuamente a esa información.

La televisión, el cine, los periódicos y las revistas son los medios principales por los que recibimos esos datos que absorbemos y guardamos en la memoria. En la educación formal, recibimos el conocimiento a través de los profesores y libros de texto. Es en primaria y secundaria cuando se reciben las nociones elementales de ciencia. De secundaria recuerdo los principios de física básicos en el famoso libro ABC de física, principalmente las Leyes de Newton o Leyes del movimiento. Pero por más esfuerzo que hago, no logro evocar algo en esos textos relacionado con Nikola Tesla, y si lo había, no se hacía mucho énfasis, de eso estoy segura.

Consulté con algunos especialistas en electrónica en qué momento de su vida fue su primer acercamiento a Nikola Tesla y la mayoría coincidió en que tuvo conocimiento de Tesla en preparatoria a través de libros de fisica y experimentos escolares. Dos más lo conocieron por medio de revistas enfocadas a temas insólitos o paranormales. Pero mi muestra, aunque confiable, era muy pequeña por lo que hice búsquedas en Google en las cuales introduje a Albert Einstein, Thomas Edison y Nikola Tesla para comparar la cantidad de documentos existentes de cada uno. El número de resultados encontrados fue el siguiente: Albert Einstein: 52,100,00; Thomas Edison: 11,600,000; y Nikola Tesla: 3,080,000. Por curiosidad introduje a Justin Bieber: 335,000,000.

Con respecto a Albert Einstein y Thomas Edison se obtuvo un 22.26 por ciento de los resultados, mientras que Nikola Tesla obtuvo solamente un 5.91 por ciento. La influencia de los medios es notoria en comparación con Justin Bieber, ya que Albert Einstein obtuvo únicamente el 15.55 por ciento. Es terrible tal desproporción. Como observamos, Nikola Tesla es quien obtuvo menos resultados en las búsquedas. Pero, ¿cuál es su importancia?, ¿por qué es tan lamentable que sea desconocido?, ¿qué aportó Nikola Tesla a nuestras vidas?

 

tesla_1440774c

 

Nikola Tesla (1856-1943) fue un inventor, ingeniero mecánico y eléctrico de origen serbio quien construyó el motor de inducción de corriente alterna. Él diseñó el sistema polifásico que permite transmitir la electricidad a grandes distancias. Sus patentes y trabajo teórico constituyen las bases de la generación actual de energía eléctrica. Su trabajo con la corriente alterna fue el que le ganó la rivalidad con Edison –cuyo trabajo se centró en la corriente directa–.

Para tener una idea de la magnitud de sus aportaciones, supongamos que se pudieran eliminar las obras y contribuciones de la gente al mundo. De la mayoría de las personas, al eliminarse su trabajo tal vez habría consecuencias a nivel local, de grupo o de área de especialidad. Sin embargo, si se eliminaran las aportaciones de Nikola Tesla, el planeta se quedaría a oscuras. Atrás de cada dispositivo electrónico están los hechos de Tesla y los hechos van más allá que cualquier descrédito obtenido en su tiempo.

La vida de Nikola Tesla está envuelta de especulaciones y desacreditaciones. Se dice que tenía una extraordinaria capacidad de visualización, pues era capaz de realizar un diseño mental y de hacer pruebas antes de llevar a la realidad las cosas. En su autobiografía[ii] narra que en su infancia esas visiones aparecían de forma espontánea, no las podía controlar. Gradualmente él logró controlar esta habilidad y obtuvo los beneficios de la misma. También describe sus habilidades de levitación y cómo en corrientes de aire él se elevaba del suelo y quedaba suspendido a voluntad. Sí, suena sumamente extraño y hasta cierto punto anormal, pero ¿podría decirse que lo que él mismo narra es falso solamente porque estas capacidades no las posee la mayoría de la gente? Así como no hay pruebas documentadas de su afirmación, tampoco se puede aseverar lo contrario. Por otra parte, el tiempo ha mostrado que diversas fantasías que el describió, actualmente son verídicas. Y es precisamente la realización de sus ideas lo que está generando una reivindicación con él. Como ocurre frecuentemente con los seres visionarios: cuando se ve que sus ideas se materializan es cuando la difusión de su trabajo aumenta.

El descrédito tuvo diversas causas –la que se cita con más frecuencia se debe a Edison–, la más mencionada es su comportamiento excéntrico y su fascinación por temas no convencionales como la comunicación interplanetaria y la tele-transportación. Su interés por estos temas lo colocó en el ámbito de las pseudo-ciencias. Además, sus ideas sobre la generación de energía libre a disposición de todos era algo que no convenía a intereses económicos, por lo que el descrédito se intensificó. Un hecho que acrecentó el misterio que lo envolvió es que al morir, el FBI recogió los documentos encontrados en la habitación del hotel en la que falleció.

Aunque el aspecto misterioso de su vida puede exaltar el morbo y motivar a no tomar en serio su obra, es necesario tener presente que sus teorías, aplicaciones y patentes son los que nos permiten estar leyendo esto y disfrutar de los beneficios de la energía eléctrica y sus aplicaciones. Recomiendo leer su auto-biografía antes que cualquier biografía escrita por otros. Es bueno leerla sin prejuicios, con la mente abierta para formar un criterio propio: «…Algún día habrá, digamos, seis grandes estaciones telefónicas inalámbricas en un sistema mudial conectando a todos los habitantes en esta tierra uno a otro, no solamente por voz sino por vista. Esto está llegando »[iii].

 

 

 NOTAS


[i] Jesús Díaz, The Uncanny Nikola Tesla Mobile Phone Prediction. Mayo 5, 2010. http://www.gizmodo.com.au/2010/05/the-uncanny-nikola-tesla-mobile-phone-prediction/ . Consultada el 10 de Octubre del 2011.

[ii] Nikola Tesla, «My Inventions The Autobiography of Nikola Tesla». http://www.lucidcafe.com/library/96jul/teslaautobio.html . Publicada en 6 partes en Electrical experimenter magazine, Febrero-Junio y Octubre, 1919. Consultada el 23 de Septiembre del 2011.

[iii] Nikola Tesla, Nikola Tesla sees a wireless vision. http://www.tfcbooks.com/tesla/1915-10-03.htm New York Times, Sunday, Oct. 3, 1915. Consultada el 1 de Octubre del 2011.

 

[Cuadrivio]

Noticias Otros Medios

Deja un comentario