¿Y tú quién eres?

 

MTAyNHg3Njg,11958997_11958995

 

Es difícil decir si se puede vivir en la memoria de otros. Paolo Coelho escribió en una ocasión una historia sobre un hombre que cuidaba de una mujer que ni siquiera era capaz de recordarle, ni a él, ni a ninguno de sus susurros, caricias y amorosos desvelos diarios. Cuando le preguntaron porque hacía todo eso, el respondió: -“Porque yo sí sé quién es ella”. El alzhéimer ha sido objeto de multitud de relatos en los últimos años. El cine o las novelas gráficas han reflejado la realidad de los enfermos y sus cuidadores. Ahora, una investigación de la Universidad de Barcelona ha descubierto que una proteína recupera capacidades cognitivas en modelos animales de enfermedades neurodegenerativas. Un primer paso para cambiar el guión de las historias sobre alzhéimer en el futuro.

Podría ser Ricardo, Manuel Alexandre en la película de Antonio Mercero que da título a este post, o Emilio, el protagonista de “Arrugas”, la novela gráfica de Paco Roca, ganador del Premio Nacional de Comic de 2008, o podría llamarse Sofía, o de cualquier otra manera. Como usted por ejemplo. De hecho, podría ser usted, dentro de unos años.

Empezaría, sin apenas darse cuenta, a extraviar las llaves de casa. Olvidaría, aparentemente por descuido, adónde se dirige una tarde de paseo, posteriormente tendría dificultades para elegir el orden de las prendas al vestirse o dudaría sobre donde va cada una, y podría terminar siendo una persona que no recuerda la cara que le mira en el espejo, ni quienes son las personas que le rodean, desconociendo a sus amigos y familiares, y preguntándoles “¿Y tu quien eres?”. Su vida se transformaría paulatinamente en una batalla por recordar.

Ahora, un equipo de investigación de la universidad de Barcelona ha sumado sus esfuerzos en ese combate y ha realizado un descubrimiento que puede echar una mano a estos enfermos en su lucha.

 

 

La investigación

El alzhéimer es una patología caracterizada por la pérdida de conexiones entre neuronas y por la muerte neuronal. Las hipótesis actuales asocian el alzhéimer con la formación de placas seniles, en las que está implicado el péptido Aβ42, y con la presencia de unos depósitos de la llamada proteína tau, que no se disuelven, conocidos como ovillos neurofibrilares.

 

Foto-2-580x844Portada de la novela gráfica “Arrugas” de Paco Roca © 2007 Paco Roca (publicado por Astiberri ediciones)

 

Los científicos describen en este estudio cómo la reelina, una proteína esencial para el desarrollo neuronal y la plasticidad del cerebro adulto, es capaz de interaccionar in vitro y reducir la toxicidad del péptido Aβ42, considerado entre los más tóxicos en el alzhéimer y que tiene una alta tendencia a la formación de fibras y la agregación en placas seniles.

Anteriormente ya se había constatado la alteración de la reelina en casos de alzhéimer y su papel en la supervivencia neuronal y en algunos aspectos del funcionamiento fisiológico del cerebro en personas maduras. La novedad, según, Lluís Pujadas, primer autor del artículo, “es entender cómo se relacionan entre sí el péptido Aβ, la proteína tau y la reelina”.

La investigación, de carácter preclínico, que es parte de la tesis doctoral de Daniela Rossi, explica cómo la sobreexpresión de la reelina interacciona con el Aβ42, retrasando la formación de fibras y placas de amiloide, evitando el deterioro cognitivo en ratones afectados por alzhéimer, y aporta una hipótesis para explicar esta acción protectora.

La recuperación de los déficits cognitivos, en los modelos de laboratorio, sería el resultado de activar una vía de señalización —la de la reelina— que es homeostática, es decir, reguladora para el buen funcionamiento del cerebro, desde el punto de vista de la cognición y la plasticidad neuronal. Por ello, un incremento de la cantidad de reelina en el cerebro puede resultar beneficioso.

El artículo, publicado en Nature Communications amplía las posibilidades de investigación sobre nuevas dianas terapéuticas contra el alzhéimer, incorporando la reelina y su vía de señalización, como puntos de estudio para el diseño futuro de nuevos fármacos.

 Foto-3

 

Mercero asegura encontrar en su película los tres elementos que definen su cine: El amor, el humor y el dolor. En esos parámetros se mueve igualmente la historia de Emilio, inspirada en el padre de un amigo de Paco Roca.

Solemos decir en ocasiones que la memoria del ser humano es frágil. Seguramente por eso construimos bibliotecas, fonotecas, archivos… y seguramente por eso coleccionamos todo tipo de objetos. No porque queramos guardar memoria de las piezas coleccionadas, sino porque el coleccionista quiere ser recordado y trascender las fronteras del olvido.

 

Referencia:

Pujadas L., Rossi D., Andrés R., Teixeira C.M., Serra-Vidal B., Parcerisas A., Maldonado R., Giralt E., Carulla N. & Soriano E. & (2014). Reelin delays amyloid-beta fibril formation and rescues cognitive deficits in a model of Alzheimer’s disease, Nature Communications, 5 DOI: 10.1038/ncomms4443

Esta anotación ha sido realizada por Javier San Martín, (@SanMartinFJ) (@activatuneurona) y es una colaboración de Activa tu Neurona con el Cuaderno de Cultura Científica.

 

 

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario