Urólogos sevillanos implantan una técnica que ayuda a reducir el número de biopsias para la detección del cáncer de próstata

1430384166_DRESurologiaHVSAC

 

  •    El test, desarrollado por un laboratorio en colaboración con científicos del Memorial Sloan-Kettering Center de Nueva York, podría reducir a la mitad las 100.000 biopsias que se realizan al año de media en España y que representan una prueba dolorosa para el paciente y no exenta de riesgos.
  •    El cáncer de próstata es el más frecuente entre los hombres, con aproximadamente 25.000 nuevos casos en España cada año y 4.500 en Andalucía.

 

 Cuatro urólogos sevillanos han sido pioneros en Andalucía con una técnica que ayuda a reducir el número de biopsias de próstata ya que -si bien la primera biopsia de próstata es necesaria-, mediante este nuevo test es posible obviar en algunas ocasiones otras biopsias que se realizaban durante el seguimiento de los pacientes para descartar la presencia de cáncer de próstata.

Se trata de los Dres. Arribas Rodríguez, Gutiérrez González, Moyano Calvo y Ortiz Gámiz, quienes han empezado a aplicar en el Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz de Sevilla un sencillo test en sangre que facilita la detección del cáncer agresivo de próstata.

Desarrollado por una multinacional farmacéutica (la compañía OPKO en colaboración con científicos del Memorial Sloan-Kettering Center de Nueva York), dicho test “va a evitar a muchos pacientes el tener que someterse a biopsias periódicas para descartar el cáncer de próstata”.

Hasta ahora, el diagnóstico del cáncer de próstata se ha venido realizando mediante el tacto rectal y un análisis rutinario de sangre dirigido a medir los niveles de PSA, una proteína cuyos niveles en sangre se eleva en la mayoría de los casos  de cáncer de próstata. Sin embargo, este análisis no es suficientemente específico para este tumor, lo cual hacía que los pacientes con PSA elevado tuvieran que pasar por biopsias periódicas como única forma de descartar el cáncer de próstata, “algo que no es lo ideal, pues se trata de un prueba dolorosa, no exenta de riegos y que, en más de la mitad de los casos, desemboca en la conclusión de que se trata de una falsa alarma”, explican los especialistas.

La nueva técnica aplicada por los urólogos sevillanos permite evitar en muchos casos la realización de la biopsia, complementando y precisando mucho más los resultados del análisis de PSA en sangre. Además, permite diferenciar entre el cáncer agresivo o de alto riesgo, que es necesario tratar de forma más intensa, y el no agresivo o de bajo riesgo, que puede ser vigilado.

De igual forma, es posible utilizar esta nueva técnica para el seguimiento de pacientes que se encuentran en vigilancia activa de cánceres de próstata de bajo riesgo que no reciben ningún tratamiento para el mismo.

Estamos hablando en suma de un nueva técnica que mejora la calidad asistencial, evitando molestias y reduciendo los tiempos de diagnóstico de una patología con una alta prevalencia en nuestro entorno”, apuntan los urólogos.

De hecho, el cáncer más frecuente en el hombre es el cáncer de próstata, con aproximadamente 25.000 nuevos casos en España cada año y 4.500 en Andalucía. En España se realizan 100.000 biopsias al año y los desarrolladores de esta técnica estiman que, si se generaliza su uso, podrían reducirse a la mitad. La mayoría de los casos se diagnostican entre los 60 y los 80 años.//

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario