Cómo cuidar los muebles de tu hogar

Hoy os traemos una serie de consejos relacionados con el cuidado de los muebles para tu casa que creemos que pueden ser muy interesantes, creemos que es una asignatura pendiente en la que todos nos tenemos que poner las pilas.

A cada cual nos gusta comprar muebles, renovar nuestra casa con cierta frecuencia, hacernos con lo último en decoración para que estéticamente nuestra casa, a la hora de enseñarla y para nosotros mismos, esté lo más bonita posible, nosotros sin ir más lejos hemos acudido a Menamobel recientemente; y eso está muy bien, claro, pero curiosamente suele suceder que después, de algún modo, nos despreocupamos, como si todo el trabajo ya estuviera hecho, y ocurre que ciertos muebles, ciertas piezas se deterioran, no alcanzan el brillo necesario, y lo más curioso aún es que nos solemos sorprender y pensar que es cosa natural, que el paso del tiempo, muchas veces realmente poco, los ha deteriorado y “mira qué mal resultado me ha dado”, y ya estamos pensando en hacer cambios con el coste que eso supone.

Y la explicación es más sencilla en la mayoría de los casos, y es que no hemos hecho lo suficiente, en muchos casos directamente, no hemos hecho nada, por cuidarlos. No se trata de tenerlos en una urna o envasados al vacío, no, sino de cuidar las cosas, los muebles, con mimo, como cuidamos otros objetos, pongamos el ejemplo del coche,  para que nos aporten el máximo de sus posibilidades, para que podamos ver con agrado cómo se conservan, cómo se mantienen casi como el primer día.

cuidados-muebles-del-hogar

Lo más natural, seria empezar por lo primero que se ve de nuestra casa, la primera sensación que tendrán nuestras visitas, así que tras comprar muebles recibidores para nuestro hogar, ése podría ser el punto de partida, con el espejo, consola, aparador, mueble para el recibidor, algún pequeño sillón si fuera necesario, ahí podemos empezar a emprender nuestra tarea necesaria de conservación y embellecimiento.

En la infografía que os mostramos podéis ver y leer todo lo que se necesita para ello, de manera muy gráfica y sin que quede duda de lo más correcto en cada caso, hablemos de muebles para el hogar de madera, de tela o de cuero, con lo que cubrimos los terrenos principales en los que nos hemos de mover, desde el lugar indicado para su exposición o presencia según los casos, la luz necesaria, lo que debemos emplear en cada situación para su posterior cuidado, siguiendo esas sencillas indicaciones conseguiremos que nuestros muebles estén como el primer día, o casi, alargar su vida de uso y disfrutar viéndolos y enseñándolos, sin excusas.

Noticias Otros Medios

Deja un comentario