¿Desayunar con un dulce? ¡Sí, quiero!

No es nada nuevo que los españoles tenemos el diente dulce y que además somos unos pecadores. Sobre todo, si quien nos tienta a caer en la tentación es la irresistible glucosa. Sin embargo, por lo menos, deberíamos evitar caer desde primera hora de la mañana en el adictivo azúcar. Las cifras hablan por sí mismas: sólo 2 de cada 10 españoles desayuna de una forma saludable.

 

De hecho, así lo afirma el último estudio realizado por la cadena de supermercados Lidl, recogido aquí y titulado 5 al día, que investiga sobre el consumo alimentario de frutas y hortalizas en  nuestro país en el año 2016: “El 80% de los españoles no desayuna según las recomendaciones de los nutricionistas. El problema comienza desde la más tierna infancia: el 11% de los niños no desayuna y el 23% que sí lo hace, prefiere la no tan saludable bollería industrial. Un 23% de los adultos tomamos o un café o un vaso de leche únicamente, mientras que el 25% no toma fruta fresca”.

 

Igualmente, nos gustan demasiado los cereales, las galletas, la bollería, y por supuesto, el pan blanco con su buena ración de mantequilla y mermelada. El nutricionista Daniel Ursúa explica que para él, un ejemplo de país a seguir en cuestión de desayunos es Tailandia: “No tienen un plato concreto para desayunar. Es decir, la primera comida de la mañana, simplemente se considera una comida más. Aunque el plato típico sería el khao tom. Una sopa que mezcla las verduras, el arroz y el huevo”.

 

En este sentido, lo cierto y verdad es que en nuestro país, la gastronomía no se nos da mal; y bueno y los dulces típicos…tampoco. Que sí los Miguelitos de La Roda de Albacete, las Filloas de Galicia, el Arroz con leche de ‘Asturias, patria querida’, la Tarta de Santiago de Santiago de Compostela, los Piononos de Santa Fe de Granada, así como un largo etcétera, que no nos deja a los españoles hacer esa dieta sana, baja en azúcar.

 

Por si fuera poco estímulo España, ahora también hemos descubierto que: ‘La tentación vive arriba’. Mejor dicho, arriba de España y por toda Europa. El culpable ha sido la página web especializada en alquileres vacacionales Holidu, quien con motivo del Día internacional de la tarta, celebrado el domingo 26 de noviembre, ha recapitulado las mejores tartas de Europa. Si tenemos que elegir nos quedamos con la Prinsesstårta de Estocolmo, el Bündner Nusstorte de Zurich, la Napoleonka de Varsovia y el ‘Toucinho do Céu’ de Lisboa.

 

Sin embargo, nuestra tarta preferida es la Victoria Sponge de la panadería Primrose en Covent Garden en Londres, muy cerca de teatros y de la famosa calle Oxford Street. Además, esta delicia británica combina muy bien con un té caliente y el precio no es muy excesivo, 2,50€. Sus ingredientes principales son la harina, el azúcar, los huevos, la mermelada de frambuesa y la nata montada.

 

Aunque si finalmente no viajas al extranjero y te quedas en casa, no te preocupes, siempre puedes sorprender a tus invitados y amigos con un postre especial esta Navidad, ¿No te han mandado nunca una carta hecha con chocolate blanco, negro y canela?

Noticias Otros Medios

Deja un comentario