Los Hijos de Puri y Pepe. Jarancio Teatro Teatro López de Ayala. XXIII Muestra de Teatro Amateur de Extremadura

Jarancio Teatro. Los hijos de Puri y Pepe

 

Una serie de skets muy bien hilados conforman la propuesta de Jarancio Teatro. Una dramatización elaborada por los miembros de la compañía en base a noticias, anécdotas y vivencias de lo más cotidiano. Los hijos de Puri y Pepe, un matrimonio prototipo (del Sur), viven sus rutinas como tantas familias. Con acierto (y no sin cierta acidez) se van relatando incidencias que forman parte del corpus vivencial de todos los mortales. El hijo que no se va de casa, el nieto que llega “con un chorizo debajo del brazo”, los amores de la hija con un hombre de color, la relación de pareja monótona, la carestía de la vida. Un escenario parco, que recrea la vida cotidiana con su plancha, su tendedero, su mesa camilla, contribuyen a recrear un ambiente de cercanía con el público. Los hijos de Puri y Pepe construye una paleta multicolor, donde se reflejan muchos de los problemas y situaciones de nuestra sociedad. Y lo hace en modo de sainete, con risas aseguradas e ininterrumpidas, pero con una carga de profundidad que explota en el rostro del espectador. La hipocresía, el egoísmo, la xenofobia o la decadencia de la pareja subyacen bajo esa catarata de carcajadas que consiguen extraer del público los tres actores del elenco. En algunos instantes “los hijos” se convierte en una suerte de Esperando a Godot en versión castiza. Los mentados hijos, cuya presencia es aguardada a cada golpe de timbre, no aparecen nunca. Vivímos sus vidas a través de las referencias y el impacto que tienen sobre la existencia de los protagonistas.

 

Andréa Gomez y Piedad Gallardo

Jarancio Teatro viene rodando por los escenarios desde el año 59 en que se estrenó con la obra Las Brujas de Chamizo. Teodoro Gracia compone un personaje costumbrista (de los de toda la vida), que malsoporta las inclemencias de la subsistencia. Su esposa, Puri, está interpretada por una Andrea Gómez camaleónica. Transmutada en “señoramayor” incluso en la expresión corporal. Una esposa sufridora (y divertida) a partes iguales. Pero para expresión corporal, la performance de Piedad Gallardo. La vecina a la que “se le agarra la ciática”, interpretando a una metomentodo de chándal (arreglá, pero informal) vestuario chillón y lenguaraz como ella sola. Detrás del barniz  humorístico de Los Hijos de Puri y Pepe, se esconde una cáustica sátira social. Detrás de la tristeza de estos personajes grises sometidos al vaivén de los acontecimientos encontramos un retrato lúcido de una sociedad que sobrevive a su pesar. La propuesta de Jarancio Teatro consigue que nos riamos de nosotros mismos y de nuestras postrimerías durante 70 minutos. No es poco  el  mérito…

Puri……………. Andrea Gómez

Pepe………….. Teodoro Gracia

Vecina………… Piedad Gallardo

Técnicos: Juan Francisco Pozo y José Luis Vega. Organiza: Federación de Asociaciones de Teatro de Extremadura  (FATEX)