El protocolo correcto para servir a tus clientes: 5 reglas de oro


En la mesa hay que cumplir unos ciertos protocolos para que el cliente se sienta a gusto. No importará si el restaurante tiene un estilo más bien informal, o si es de lo más sofisticado.

El hecho de saber cómo servir al cliente es un indicador de profesionalidad, por lo que los camareros deben conocer este protocolo y saber cómo aplicarlo.

Sin más preámbulos, destacamos las 5 reglas de oro que deberían cumplirse

1) Conocer los estilos de servir una mesa

Hay 3 modos de servir una mesa: a la inglesa, a la rusa y a la francesa. Cada uno de estos estilos tienen sus propias particularidades:

  • A la inglesa: Este servicio delega el protocolo íntegramente en el camarero. Este se colocará en la parte izquierda de los comensales. Con una mano llevará una fuente, mientras que con la otra servirá la porción correspondiente.

El problema de este tipo de servicio es que entraña un alto gasto en servicio, y no siempre es posible.

  • A la rusa (servicio en gueridón): La principal característica de este servicio es que el camarero traerá una mesa auxiliar y se colocará en el centro de los comensales. Irá sirviendo desde este gueridón cada plato y luego los irá entregando a los comensales.

Con este servicio es común terminar algún detalle del plato, como aderezar la ensalada o flambearlo.

Este servicio, debido a su elevado coste, tan solo se suele emplear en restaurantes selectos.

  • A la inglesa: Este servicio supone ofrecer al comensal directamente la fuente para que se pueda servir desde la misma. El protocolo dicta que la fuente debe estar colocada a la izquierda del comensal y será él que quien se sirva usando los cubiertos del servicio.

2) Cómo abrir la botella del vino

Se suelen cometer muchos errores al descorchar la botella del vino, como darle vueltas o moverla, lo cual no es correcto a no ser que se trate de un vino espumoso.

Al abrir una botella de vino, hay ciertas pautas que debes seguir. El camarero tendrá que cortar la cápsula por debajo del gollete, evitando de esta forma que el vino pueda estar en contacto con la misma (ya que podría darse el caso de que contenga moho o estar oxidada).

Después se limpiará con sumo cuidado la parte de arriba de la botella, se clava la punta de la espiral en el centro del tapón, se apoya sobre el borde del gollete, se extrae el tapón y, cuando este esté casi fuera, se termina la operación a mano, con suavidad, para que salga.

Si no se mantienen estas precauciones puede producirse algún ruido poco agraciado, o hasta llegar a salpicar algo de líquido, algo impensable.

3) ¿Cómo servir el vino?

El vino tendrá que traerse a la mesa en la botella. Lo primero que tendrá que hacer el camarero es enseñarle la etiqueta y después será servido para que lo pueda catar.

Solo si el comensal lo prueba será servido a las otras personas de la mesa.

4) Actitud atenta

Para conseguir un buen servicio en la mesa el camarero necesitará tener una actitud atenta y, por ello, será crucial que se adelante a los deseos de cada comensal.

Tendrá que interpretar sus necesidades, ya que esto es precisamente lo que contribuirá a tener un servicio excelente.

5) Y si algo cae al suelo…

En cualquier momento puede haber un descuido, ya sea por parte del comensal, ya sea por parte del camarero, y algo puede caer al suelo. Con independencia de lo que sea (cubiertos, vajillas, servilletas o comida), se retirará inmediatamente y se sustituirá.

Estas 5 reglas son clave para poder servir a los clientes.