Consejos útiles a la hora de preparar un viaje


Uno de los hobbies que más eligen las personas es el de viajar. No son pocos los individuos a los que les preguntan en un concurso ¿qué vas a hacer con el dinero? y responden hacer un viaje. Para que todo salga perfecto y podamos disfrutar de la experiencia es recomendable hacer una buena planificación. En primer lugar, hay que decidir el destino, tiene que tratarse de un lugar que nos apetezca conocer y que se adapte al presupuesto del que disponemos. En páginas como Booking vamos a poder comparar precios de alojamientos y de vuelos, con lo que vamos a poder elegir la mejor opción. Pueden conseguir el teléfono de atención al cliente a través de este enlace.

Siempre es recomendable tener comprados los billetes y alojamientos con suficiente tiempo, ya que nuestra cartera lo va a notar. Igualmente, siempre vas a poder acudir a una agencia de viajes para obtener consejo y asesoramiento. A la hora de seleccionar un destino, es importante informarte bien de los requisitos necesarios para entrar en un determinado país. Este es el caso de la documentación necesaria, seguridad del destino, lugares importantes que visitar, vacunas necesarias… Hay personas a las que les gusta improvisar, pero teniendo todo planificado evitaremos sorpresas desagradables.

Otro detalle importante es conocer la estacionalidad del lugar que vas a visitar. Existen países que en determinadas épocas tienen más posibilidades de padecer fenómenos climatológicos adversos según la estación del año en la que nos encontremos, como es el caso de los tifones. Es preferible evitar todo esto.

Le toca el turno al alojamiento

Una vez seleccionado el destino y tengamos comprado alojamiento y transporte es el momento de preparar nuestra maleta. Existen determinadas cosas que es importante no olvidar, principalmente si viajamos fuera. Una de ellas es la documentación que vamos a necesitar, ya que no es lo mismo viajar por Europa que por EEUU. Infórmate siempre de los papeles que vas a necesitar como es el caso del pasaporte o incluso del visado; y asegúrate de tenerlos siempre a mano. Recuerda no olvidarte de llevarlos.

Igualmente tienes que informarte de que puedas recibir asistencia médica en el país al que te dirijas. Habla con tu aseguradora pública o privada para saber cómo debes de actuar en caso de enfermedad. Si necesitas llevar la tarjeta sanitaria, este debe ser otro objeto que tienes que asegurarte de no dejar en casa.

Puede ser que también dispongas de un tratamiento médico que precise de medicamentos concretos. Debes saber que hay países en los que es más complicado encontrar una farmacia y es por ello por lo que debes de asegurarte que los llevas encima. Ten en cuenta, además, que puede ser que determinados fármacos no esté permitido transportarlos sin una autorización médica, preocúpate de conseguirla.

Importante, no te olvides la tarjeta de crédito ya que, aunque dispongas de efectivo, puede que se te agote y necesites hacer uso de ella. Debes estar seguro de que la misma pueda ser utilizada en el extranjero, para ello es conveniente que le preguntes a tu banco.

Jugando al ‘Tetris’ con la maleta

Ahora viene lo más sencillo que es preparar la maleta. Decimos sencillo, ya que si se te olvida algo de esto siempre lo puedes conseguir en el lugar al que te dirijas. Lo primero es la ropa que te vas a poner. Esta dependerá del país de destino y de la temperatura que este tenga en la época en la que viajas. No es lo mismo una playa del Caribe que Groenlandia. Esto incluye la ropa interior necesaria teniendo en cuenta los días que vais a estar de viaje. Junto al cable de carga del móvil seguramente necesitéis algún adaptador de corriente. También es cierto que muchos hoteles ya disponen de ellos.

El neceser es otra de las cosas que deberías evitar olvidar, ten en cuenta que según que transporte utilices podrás llevar una cierta cantidad de líquidos o no. Que no se te olvide la cámara de fotos, aunque puede que con la que incluye el móvil te valga.

Vigila que el tamaño del equipaje de mano y de el de bodega cumplan con las medidas y el peso permitidos, para evitar sorpresas desagradables. Aquí te facilitamos un ejemplo para Ryanair una de las compañías más utilizadas en el Mundo.

Lo demás ya depende de las personas que prefieran llevar unas cosas u otras. Buen viaje.