Pret a porter

Por Minerva Santana.

Llegamos a la recta final de las semanas de la moda. La pasarela parisina da mucho que hablar y ver. A pesar de las ganas de primavera, no nos cansamos de ver propuestas invernales. Estas notas se guardan mejor cuando no te has quitado el abrigo.

Dries Van Noten podría lograr que no quisiera quitarme el abrigo en mucho tiempo o solo para dejar ver esos ligeros vestidos cruzados estilo kimono de estampados orientales. Marcando cintura vemos el arte de la guerra que mezcla un estilo militar con la belleza asiática. Despreciando en cierta forma el buen gusto, Zanini muestra para Rochas, entre los colores que marcan las tendencias del próximo invierno, unos estampados caleidoscópicos que prescinden del uso tecnológico, presumiendo así de ser pintados a mano. Aires setenteros que recuerdan a pasadas propuestas de Prada.

Dries Van Noten F/W 2012 

Rochas F/W 2012

Con una mirada retrospectiva, el esperado Balenciaga de Guesquière desfila en la Torre de Cristal con un ambiente futurista de destellos ochenteros. Muchas salidas con patrones comunes que mostraban vestidos transparentes con finales en piel, abrigos ambiguos, monos brillantes, faldas blancas que combinaban con abultadas sudaderas. Sudaderas con motivos retro muy concretos que serán objeto de deseo y posteriores clones. En una de ellas se puede leer Out of the blue, álbum del grupo Electric Light Orchestra  cuya portada fue una nave espacial que se convirtió en fetiche de la banda. Diseñada por Shusei Nagaoka y Ria Lewerke. Época en la que películas de ciencia ficción con el espacio de fondo, como el Episodio IV de Star Wars, causaban furor.

Detalles de sudadera de Balenciaga y la portada del álbum Out of the blue de Electric Light Orchestra.

Balenciaga, Balmain, Rick Owens y Nina Ricci F/W 2012.

Va a hacer un año de la salida de Decarnin de Balmain. De ese punk/rock chic que enamoró a todos y se desgastó de tanto usarlo. Olivier Rousting presenta su segunda colección, tras sustituir a quien le dio un giro de tuerca a la casa, reinventando la chaqueta e intentando establecer una nuevo sentido para la firma que parece que promete. Las modelos de Rick Owens desfilaron bajo gorros de lana a modo de mascaras, con una reducida paleta de colores, largos vestidos y mezclando formas arquitectónicas suaves con tejidos de cuero. Nina Ricci y su Nostalgia del presente, nombre con el que titula su colección, marcada por prendas  del pasado que se mezclan con lo actual creando combinaciones que funcionan. Apostó por más colores que el característico nude  y prendas creadas en tweed, organza, tul. Un rescate contemporáneo.

Dior presentó una “Modernidad suave” de la mano de Bill Gaytten, que sigue ponderando la sucesión de la firma. La silueta centrada en la cintura le está funcionando y en esta colección amplía con tejidos masculinos y vestidos de noche que recuerdan al ballet. Prendas correctas pero en conjunto carentes de energía. Tremendo desafío el de este diseñador.

Tras esa actualidad delicada de Dior aparece un Lanvin de fiesta. Un Alber Elbaz que celebra sus diez años en la firma, con creaciones que siguen triunfando. Exaltando la feminidad con colores intensos que compiten con oscuros, detalles brillantes, estampados pletóricos y sus características formas.Demostrando una vez  más por qué ocupa el lugar que ocupa en la moda. Fue su noche.

La resaca la protagonizó Haider Ackermann, y por una vez sin que sirva de precedente podemos decir en alto: Bendita resaca. Bajo la melodia de Autumn leaves de Frank Sinatra el diseñador nos muestra con sus prendas un paisaje evocador, una colección sublime que presenta con maestría colores que solo él sabe suceder dándole forma a las siluetas, con esas chaquetas de corte,vestidos de cuello alto, faldas de doble capa y cinturones de cuero. La mujer de Ackermann debe tener actitud, no es de extrañar que sus piezas le queden a Tilda Swinton como un guante.

Lanvin F/W 2012

Haider Ackermann F/W 2012

Jean Paul Gaultier intenta mantener la coherencia con la colección masculina propuesta a principios de año, manteniendo el look dandy.  Despliegue urbano en una pasarela con figuras ataviadas con supersposiciones y cazadoras como protagonistas. Cierra con una original y poco favorecedora falda realizada con piezas de cazadoras de cuero en colores primarios y rotundo negro. Y si hablamos de pieles en tonalidades oscuras destacamos a Loewe. Fue lo que prácticamente mostró en la pasarela parisina de forma formal aunque también mostró detalles más volubles como las faldas circulares, chaquetas y pañuelos. Stuart Vevers ha hecho un buen trabajo.

Kenzo, Jean Paul Gaultier y Celine F/W 2012

Givenchy F/W 2012

Nos saca de la oscuridad el espectáculo del dúo formado por Humberto León y Carol Lim. Que en su segunda colección colocan a Kenzo en donde se merece. Mostrando un desfile repleto de vibrantes estampados en los que destacaban racimos de uvas. Una prometedora vendimia. Pasamos por un Hermés ecuestre un tanto soso y repetitivo, un John Galliano sin Galliano y una expectante Celine que crea misterio con el hermetismo de sus pases privados. En su linea minimalista las siluetas se agrandan, los colores te enganchan y aparecen detalles como cremalleras y bolsos de mano. Una sucesión de prendas, muy deseadas y funcionales, carne de “inspiraciones”.Terminamos, de momento, el repaso francés, con ese punto gótico de Tisci para Givenchy en donde se pudieron ver livianos vestidos de seda adornados con encajes a modo de sensuales camisones. Y no faltó el binomio de negro y rojo marca del diseñador.

 

Fotos Style.com

Noticias Otros Medios

One Response to Pret a porter

  1. Pingback: Hedi Slimane, el creativo pródigo | Estilo M

Deja un comentario