Explorando el Fondo Submarino de Isla de Pascua

Por Arturo Bullard

Uno de los principales motivos por los que he decidido viajar a esta lejana y solitaria isla, en medio del Océano Pacífico, fue el poder explorar el espectacular fondo marino que rodea la famosa y mística Isla de Pascua.

Desafiante Morena

Una vez en Hanga Roa lo primero que hice fue ubicar un centro de scuba. Llegué al Orca Diving Center. Allí programé tres inmersiones en dos días. La suerte estuvo de mi lado, toda la semana anterior las condiciones del mar no permitieron la práctica del scuba pero el mar se había calmado y nos esperaban unos días submarinos maravillosos.

Pez trompeta amarillo

En la Isla de Pascua, gracias a su extrema soledad en medio del Océano Pacífico, se formó un peculiar y singular ecosistema submarino formado por fondos rocosos similares a los arrecifes de coral habitado por abundante flora y fauna, mucha de ella endémica de este alejado lugar.

Debajo de la superficie del mar encontramos un paisaje submarino con las mismas características de la superficie de la isla: podemos observar grandes acantilados, cavernas, arcos y plataformas de lava, un paisaje submarino realmente impresionante y muy variado.

Colorido pez tropical

Otro factor de suma importancia para el buceo con tanque en los alrededores de la isla es la transparencia y nitidez de sus aguas que llegan a tener una visibilidad de 60 metros.Esto se debe a que este mar es pobre en plancton, además de a la ausencia de ríos, puertos, alcantarillados y deshechos, lo que contribuye en gran forma a mantener un mar limpio y cristalino. A este punto hay que agregarle la agradable temperatura de sus aguas que llega a los 23 grados Celsius.Debido a su aislamiento el 26% de sus peces son endémicos, es decir, no se encuentran en otra parte del mundo.

Regresé a la mañana siguiente al Orca Diving Center, armamos nuestros equipos y salimos junto a Christian, nuestro instructor y dos chicas chilenas rumbo a nuestra primera inmersión, “El Moai Sumergido“.

 

Moai sumergido

En este lugar, el punto de mayor interés es el ya mencionado Moai Sumergido que fue hundido  en el año 2004 por Mike Rapu en memoria de su abuelo paterno, aunque no llega a ser un moai verídico, no deja de es impresionante el poder bucear alrededor de él a 23 mts de profundidad.

Este primer recorrido estuvo además matizado con un hermoso entorno de paredes de coral, un par de grandes anclas antiguas fondeadas y una gran variedad de peces en los que destaca el Po’o’poo, una especie de jurel que alcanza a medir un metro de largo.

El pez Po’o’poo llega a medir un metro de longitud

Después de 45 minutos salimos del agua a cambiar nuestros tanques y nos dirigimos a “Vai a Heva“, un buceo fácil y entretenido donde la profundidad es escasa, no pasa los 12mt, y donde encontramos una gran variedad de peces tropicales multicolores.

Regresé dos días después al Orca Diving Center para hacer mi tercera y última inmersión en el mar pascuense. No me imaginaba lo que me esperaba, una visita a las impresionantes cavernas submarinas de la isla.

Fondo marino Isla de Pascua

La experiencia fue simplemente espectacular y llena de adrenalina. Las fuertes corrientes dentro de las cavernas nos sacudían de un lado al otro sin cesar, como si fuéramos una pluma en medio de este gran océano, algo extremo para mi poca experiencia en buceo, pero a pesar de algunos sustos valió la pena. Los paisajes marinos eran impresionantes,  fue la mejor de las tres inmersiones que tuve en la Isla de Pascua.

Fondo marino Isla de Pascua

Salimos a la superficie después de 50 minutos y regresamos al Diving Center. Me despedí de Christian, el instructor, me compré un polo de recuerdo y partí a mi hotel. Aún me quedaban un par de días más para explorar la Isla de Pascua pero sólo me esperaba tierra firme.

 

Más información:

http://arturobullard.blogspot.com.es/

 

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario