Cultura Inquieta cierra su festival 2012 con llenos constantes en aforos de mil personas

En esta tercera edición, el público inquieto procedía de distintos puntos de la Comunidad de Madrid y de España, desde Sevilla a Zaragoza pasando por Toledo.

 

La tercera edición del Festival Cultura Inquieta ha concluido y ahora toca hacer balance. Los números, el desarrollo de las actividades y la actitud del público ya hablan de éxito y la valoración por parte de la organización en este 2012 es muy positiva y satisfactoria. “Cultura Inquieta ha roto aguas. Ha dejado de ser un proyecto para convertirse en una muy sólida realidad”, manifiesta entusiasmado Juan Yuste, el director del festival y de la plataforma homónima que lo organiza de forma conjunta con el Ayuntamiento de Getafe. Lo que se ha vivido este año en Cultura Inquieta ha superado cualquier expectativa. “Hemos visto que noche tras noche en el mes de julio hemos tenido llenos constantes” en aforos que han peinado las mil personas; “lo cual es loco, porque esto no sucede ni en los Veranos de la Villa de Madrid”.  El millar de personas se ha registrado en todos los conciertos, en las sesiones de teatro las 500 butacas disponibles se han llenado, y los miércoles de cine, proyecciones y conferencias la asistencia sobrepasaba las 350 personas.

Otro aspecto destacable de esta edición es que “más de la mitad de los inquietos venían de fuera de Getafe e incluso desde fuera de la Comunidad de Madrid”, de ciudades como Sevilla o Zaragoza, pasando por Valladolid, Valencia o Toledo. “Esto nos alegra por muchos motivos”, explica Juan Yuste, quien subraya la cobertura ofrecida por los medios de comunicación, la potencia de los propios canales de Cultura Inquieta, con Facebook a la cabeza (más de 140.000 seguidores), y, sobre todo, “ver que son muchas las personas que entienden que el modelo de hacer cultura de Cultura Inquieta es sugestivo y muy atractivo, y sin duda merece desplazarse hasta Getafe”. Esta forma de construir cultura, con artistas de primer rango internacional a precios totalmente populares (entradas a 6 euros), es posible, según explica Yuste, gracias a la sintonía y marinaje del sello Cultura Inquieta con la ciudad de Getafe y su Ayuntamiento. Añadir, en cuanto al público, que “no deja de sorprendernos el talante de todas las personas, el nivel de amabilidad y de respeto. Nos parece increíble que teniendo un aforo completo, bailando de forma febril, inviertan el tiempo que haga falta para buscar una papelera y echar el vaso de plástico”.

La plataforma manifiesta su “firme decisión” de celebrar en 2013 su cuarta edición del Festival Cultura Inquieta Getafe, “y habrá una quinta, y una sexta…”, y para la ocasión, el director adelanta que crecerá en número de actividades y se crearán nuevas propuestas. “Nos vamos a dejar la piel y el corazón en hacerlo mejor”.

 

Resumen de actividades

Doce conciertos, ocho sesiones de deejays, cuatro representaciones teatrales, cuatro proyecciones de comedias clásicas, nueve exposiciones, dos presentaciones literarias o seis talleres, además de recitales, diferentes encuentros con artistas o proyecciones, son algunos de los números que resumen el programa del Festival Cultura Inquieta 2012. Nombres como el incendiario guitarrista estadounidense Eric Sardinas; Dana Fuchs en su primera visita a España; Los Coronas, pioneros del surf instrumental en España; Timo Lassy, saxofonista finlandés líder de los memorables Five Corners; el actor Pepe Viyuela; la compañía teatral Yllana o el Premio Nacional de Fotografía Alberto García-Alix han paseado por el festival y compartido su magia con los miles de inquietos.

“Se podría pensar que Cultura Inquieta puede pertenecer al ámbito de los festivales humildes, refiriéndonos a la palabra humilde con un tono peyorativo”, explica Juan Yuste, y continúa: “Tenemos que decir que Cultura Inquieta es de todo, menos humilde con ese sentido”. El cobrar por las entradas “6 euros y no 46, no significa que no sea una oferta cultural de primerísima dimensión. Por ejemplo, el hecho de que The New Mastersounds no tengan el peso mediático que tiene Radiohead, no significa en absoluto que no sean una auténtica bomba como oferta musical”. Para el director del festival, “el objetivo de Cultura Inquieta es que llegue el día que por menos de 10 euros pudiéramos disfrutar de Radiohead. No podría ser de otra forma”. Cultura Inquieta no distingue a las personas por sus bolsillos, sino por su talante.

 

Agosto y nueva temporada

Con el nuevo curso, Cultura Inquieta iniciará también una nueva temporada como plataforma, desarrollando diferentes acciones relacionadas con la música, el teatro o el vídeo-arte por diferentes escenarios españoles, entre ellos Getafe y Madrid. “Nos apetece muchísimo cargar más las tildes en lo que ya ha estado pasando en los últimos meses” y, sobre todo, “continuar desarrollando un foro de debate internacional a través de las redes sociales, la website o nuestra revista internacional de arte INQUIETA MAGAZINE, que en su último número viene ya redactada en tres idiomas (castellano, inglés y alemán)”. Juan Yuste transmite, igualmente, lo sorprendente que resulta que en once meses, desde que Cultura Inquieta asaltara la red, “ya nos hemos convertido en el segundo portal europeo con más potencia vinculado con la cultura y la fidelización de las personas”.

 

Noticias Otros Medios

11 Responses to Cultura Inquieta cierra su festival 2012 con llenos constantes en aforos de mil personas

Deja un comentario