Ilustradores, pintores y cineastas; todo un mundo inspirado por la obra de Edgar Allan Poe

 

Edgar Allan Poe, nació el 19 de enero de 1809, en Boston, Estados Unidos; quedó huérfano cuando tenía apenas dos años, por lo que fue adoptado por el matrimonio conformado por Frances y John Allan, un acaudalado comerciante de ascendencia escocesa que vivía en Richmond

 

En 1816 se trasladó con su familia a Londres, donde estudió en un internado de Chelsea hasta el verano de 1817  y continuó su formación en el colegio del Reverendo John Bransby en Stoke Newington, que entonces era un suburbio al norte de la ciudad. Fue en esta institución donde aprendió a hablar francés y a escribir en latín.

 

Recibió una educación sureña correspondiente a un caballero virginiano. Gracias a la esmerada formación que se le concedió conoció a los clásicos Ovidio, Virgilio, César, Homero, Horacio, Cicerón, entre otros personajes de la literatura universal.

 

 

Después de alistarse en el ejército en 1827, Allan Poe publicó su primer libro anónimamente, un opúsculo de poesía de 40 páginas que tituló Tamerlane and Other Poems (Tamerlán y otros poemas). En el prólogo afirmaba que casi todos los poemas habían sido escritos antes de los 14 años. Sólo se imprimieron cincuenta copias, y el libro pasó prácticamente desapercibido.

En 1829 apareció su segundo libro de poemas titulado Al Aaraf; tres años después, publicó su tercer libro Poemas y justo en ese año, 1832, contrajo matrimonio con una joven mujer de 14 años de edad, quien también era su prima, Virginia Clem.

Colaboró en el periódico Southern Baltimore Messenger, y posteriormente en varias revistas en Filadelfia y Nueva York, ciudad en la que se había instalado con su esposa en 1837.

 

 

Para Poe la máxima expresión literaria era la poesía, y a ella dedicó muchos de sus grandes esfuerzos, los cuales se ven plasmados en sus célebres obras, entre ellas, El cuervo que apareció el 29 de enero de 1845 en el periódico Evening Mirror, de Nueva York, convirtiéndose rápidamente en el primer éxito popular dentro de su carrera.

 

 

Otras obras distinguidas del escritor son: Las campanas (1849), Ulalume (1831) y Annabel Lee (1849).

Pero la genialidad y la originalidad de Edgar Allan Poe encuentran quizás su mejor expresión en los cuentos, que, según sus propias apreciaciones críticas, son la segunda forma literaria más importante, pues permiten una lectura sin interrupciones, y por tanto la unidad de efecto que resulta imposible en la novela.

La obra de Poe influyó notablemente en los simbolistas franceses, en especial en Charles Baudelaire, quien lo dio a conocer en Europa.

 

 

El 30 de enero de 1847, el escritor estadounidense perdió a su esposa, quien fue víctima de la tuberculosis. Tras este acontecimiento intentó cortejar a otras mujeres, entre ellas a Sarah Helen Whitman, Marie Louise Shew y Annie Richmond, sin embargo, ningún intento fue fructífero.

El 3 de octubre de 1849, Poe fue hallado en las calles de Baltimore en estado de delirio, muy angustiado, y necesitado de ayuda, por lo que fue trasladado al Washington College Hospital, donde murió el domingo 7 de octubre de ese mismo año.

La obra de Poe ha fascinado desde siempre a artistas de diversas disciplinas, particularmente a dibujantes y pintores. Sin embargo, en las últimas décadas el séptimo arte se sumó a los homenajes a la narrativa del escritor estadounidense.

 

HOMENAJE ILUSTRADO
Por otra parte, en el marco del aniversario  del escritor, obras de 24 artistas que conforman una muestra  de ilustraciones de las narraciones de misterio de Edgar Allan Poe, se puede visitar hasta el 15 de noviembre próximo en el Brandywine River Museum, en Filadelfia, Estados Unidos.

La exposición “Pintando a Poe: ilustraciones para los cuentos y poemas de Edgar Allan Poe”,  enseña cómo y cuándo se han realizado dibujos a partir de la obra del escritor estadounidense.

La exposición colectiva incluye obras de Édouard Manet, Gustave Doré, Paul Gauguin, James Ensor, Arthur Rackham, Harry Clarke, Aubrey Beardsley, Barry Moser y Robert Motherwell, entre otros ilustradores y pintores, cuya obra demuestra que los macabros relatos de Poe siguen fascinando a un gran número de audiencia, mientras que la vida atormentada que llevó y su misteriosa muerte lo han situado en el panteón da la cultura popular.

 

  

 

 

  

 

 

 

 

 

 

http://www.sinembargo.mx/

Noticias Otros Medios

Deja un comentario