Ligera Incertidumbre: nueva obra de Michal Trpák, escultor que se adueña de las calles de Praga

 Por Sergio Rincón

Diversas estatuas están colgadas del techo y al mismo tiempo sujetan un paraguas. No se sabe si caen o si vuelan. Sólo que están congeladas en el aire. Es parte de “Ligera Incertidumbre”, una instalación del artista checo Michal Trpák, quien nació hace treinta años en České Budějovice. Estudió escultura en piedra en la escuela secundaria de Artes Aplicadas, bajo la dirección académica del escultor S. Zadrazil. Su educación artística posterior la realizó en la Academia de Arte, Arquitectura y Diseño, donde estudió con el escultor académico J. Beránek. Se graduó en 2007.

 

Trpák crea todas sus obras en su estudio del sur de Bohemia. Además de trabajar en proyectos íntimos, la amplia gama de actividades de Trpák incluye la organización de diversas exposiciones escultóricas al aire libre, en la que introduce sus obras y las de sus compañeros escultores. Tal vez el más conocido de estos proyectos es la instalación escultórica en la plaza principal de České Budějovice y en otras partes del centro de la ciudad de Praga.

 

504faa6f55ed3

 

Las piezas de cemento se encuentran dentro de un estrecho espacio en el interior del centro de oficinas EBC en Praga.

 

slight-uncertainity2-e1356282431446

 

La metáfora sigue siendo que las estatuas están vestidas con trajes y maletines. Tienen cara triste, pero el paraguas crea una danza de color a lo largo del edificio, lo que refleja quizá una clase de amor-odio con la vida laboral.

 

 

Trpák es un arquitecto y diseñador que ha estado trabajando en diversos proyectos, tanto en Europa como en América. Ha montado trabajos de escultura, pintura y arquitectura.

 

 

Fuente: Sin embargo

Noticias Otros Medios

Deja un comentario