Rutas – Lanzarote

Por Equipo de Entre Montañas

Lanzarote (7)

 

“El día 1 de septiembre 1730, entre las nueve y las diez de la noche, la tierra se abrió en Timanfaya, a dos leguas de Yaiza…y una enorme montaña se levantó del seno de la tierra”, según el testimonio del párroco Lorenzo Curbelo. La isla se transformó por completo. Diez pueblos quedaron enterrados (Tingafa, Montaña Blanca, Maretas, Santa Catalina, Jaretas, San Juan, Peña de Palmas, Testeina y Rodeos) y durante seis años la lava se extendió por la zona sur cubriendo un cuarto de la isla y llenando las vegas cercanas de cenizas volcánicas. En 1824 de nuevo comienzan las erupciones en Timanfaya. Se produjeron terribles hambrunas y buena parte de la población se vio obligada a emigrar. Desde entonces el paisaje se ha transformado gracias a las técnicas agrícolas de cultivo sobre lapilli (rofe) volcánicos que los conejeros emplean para captar la humedad de los alisios.

El Parque Nacional de Timanfaya fue declarado Parque Nacional el 9 de agosto de 1974. Cuenta con más de 25 volcanes, siendo algunos emblemáticos, tales como la Montaña de Fuego, Montaña Rajada o la Caldera del Corazoncillo. Aún presenta actividad volcánica, existiendo puntos de calor en la superficie que alcanzan los 100–120°C y 600°C a 13 metros de profundidad.

Este hábitat volcánico se encuentra en las primeras etapas de la sucesión ecológica (en total se encuentran unas 180 especies vegetales), por lo que es un lugar excelente para el estudio de los procesos de colonización y sucesión.

En 1993, UNESCO le otorgó la calificación de Reserva de la Biosfera a toda la isla. También es Zona de Especial Protección para las Aves (1994).

 

 

Lanzarote (10)

 

Acantilado de Famara

Subir
Distancia: 12 Km. Desnivel 540 m. – Desnivel 540 m. Tiempo: 04:00 h.

 

acantiladodefamara

 

Nos trasladaremos hasta el pueblo La Caleta de Famara y desde aquí nos dirigiremos a la parte superior de la urbanización que hay mirando hacia el E. Justo cuando se acaba el asfalto dejaremos nuestro vehículo (60 metros sobre el nivel del mar).

Desde un letrero que indica “supermercado” parten dos pistas, tomaremos la de la izquierda, para adentrarnos por el Barranco de la Poceta. La subida es cómoda, pasando por unas viviendas (135 m, 1,36 Km, 20 minutos), hasta llegar a un depósito que recoge agua de lluvia, aquí acaba la pista (275 m, 2,65 Km, 40 minutos).

En este punto nos encontramos con un sendero marcado por el uso y con hitos. A partir de aquí la pendiente es más pronunciada. En un par de tramos pasaremos por el interior de barrancos. Cuando ya se hace más evidente el final de la subida el camino empieza a zigzaguear hasta llegar a la parte superior (620 m, 4 Km, 1:15 h).

Una vez en la parte superior, divisaremos una base militar. Tomaremos el sendero de nuestra izquierda dirección Oeste, hacia tres antenas. Antes de llegar a estas, iremos hacia la punta que tenemos frente a nosotros (20 minutos). Las vistas desde este punto son de lo más impresionantes. Tenemos bajo nuestros pies más de 600 m. de desnivel.

Retornaremos al camino pasando por la izquierda de las antenas, dirección N, hasta llegar al área recreativa El Bosquecillo (20 minutos). Las vistas desde aquí son una maravilla, tanto hacia el mar como al pueblo de Haría con el que hay conexión continuando el sendero. Los agricultores y pescadores de Haría y Famara utilizaban antiguamente este sendero para ir de una población a la otra.

El regreso se realiza por el mismo sendero.

 

Camino de los Gracioseros

Subir
Distancia: 8 Km. Desnivel 370 m. – Desnivel 370 m. Tiempo: 02:00 h.

 

caminodelosgracioseros

 

Este camino desciende por el impresionante risco de Famara llegando hasta las salinas del río, del siglo XV, las más antiguas de Canarias y hoy ya abandonadas. Es el antiguo camino que los habitantes de la isla de la Graciosa utilizaban para comunicarse con la isla de Lanzarote.

Este sendero se encuentra ubicado en el norte de la Isla, en el municipio de Haría. Para acceder a este sendero, tomaremos la carretera de Máguez con dirección a Yé. Poco antes de este pueblo se toma un desvío a mano izquierda indicado con el cartel de Finca la Corona. Accedemos a una zona llamada Las Rositas donde se ha acondicionado un aparcamiento que conecta la carretera asfaltada más próxima con el comienzo del sendero.

Una vez situados en este punto, a 370 metros sobre el nivel del mar, caminamos unos 300 m. por un camino empedrado que nos lleva hasta el estrecho sendero que desciende en forma de zig-zag por el Acantilado de Famara.

El paisaje se presenta dominado por unos muros de piedra y cubiertos por una considerable cantidad de líquenes en las caras que miran el norte. Descendemos, abriéndose ante nosotros un paisaje impresionante, y que en días claros se consigue distinguir los Islotes del Archipiélago Chinijo.

Hacia los 70 m. de altitud la pendiente se suaviza discurriendo el camino en línea más o menos recta, hacia la playa del Risco a la que llegamos tras 45 minutos de caminata y 3,25 Km. El camino hacia las Salinas del Río se encuentra a unos pocos metros.

El regreso lo realizamos por el mismo sendero. En total son unas dos horas de caminata y un total de 7,50 Km.

 

Montaña Amarilla – Playa de la Cocina – La Graciosa

Subir
Distancia: 10 Km. Tiempo: 02:00 h.

 

montañaamarilla

 

Este sendero es un recorrido costero que une Caleta de Sebo con Montaña Amarilla, una de las formaciones geológicas mas elevadas de La Graciosa.

El sendero pasa por playas de gran interés, en las que podremos disfrutar de un buen baño en sus aguas cristalinas rodeados de una rica vegetación y fauna.

Para llegar a La Graciosa hemos de tomar un barco que sale desde Órzola todos los días a las 10, 12 y 17 h., ampliándose el horario entre el 1 de Julio y el 30 de Septiembre hasta las 18:30 h.

Tras llegar a Caleta de Sebo, pueblo de una importante actividad pesquera, marcharemos hacia el Sur por la arena, para seguir por la costa hasta llegar a Montaña Amarilla.

Podemos tener la suerte de observar una rica avifauna, compuesta por gaviotas argénteas (Larus cachinnans), pardelas cenicientas (Calonctris diomedea), petreles de Bulwer (Bulweria bulwerii) y otras especies, además de las plantas como el balancón (Traganum moquinii) y el salado blanco (Polycarpea nivea), capaces de sobrevivir en las extremas condiciones de la salinidad y aridez de esta zona costera.

Tras 5 kilómetros y una hora de caminara, llegamos a Playa Cocina. Un rincón espectacular bajo la Montaña Amarilla de 172 metros de altura. Aguas cristalinas, arena dorada, en resumen unos de los rincones mas mágicos de todas las Islas Canarias.

 

Montaña Blanca

Subir
Distancia: 10 Km. Desnivel 200 m. – Desnivel 200 m. Tiempo: 02:15 h.

 

montañablanca

 

Doscientos metros después de sobrepasar la última casa de Mancha Blanca por la carretera que lleva al Timanfaya, sale a la derecha una carretera pequeña. Justo en el mismo desvío sale una pista de tierra que nos conducirá al parking del inicio del sendero.

Comenzamos a caminar por el sendero que sale de este parking (255 m.) dirección a la Montaña Blanca a través de un camino que discurre en medio de un mar de lava.

A los 25 minutos de caminata llegamos a la base del primero de los cráteres La Caldereta.

Rodemos el cráter de La Caldereta por la derecha y llegamos a la entrada del fondo del cráter (25 minutos, 2 Km, 210 m.). Tras asomarnos a su interior retrocedemos por el sendero hasta el camino principal y continuamos la caminata para atravesar uno de los puntos más singulares del recorrido: la cascada de lava entre ambos volcanes.

Seguimos el sendero que nos llevará a un desvío a unos 40 minutos de caminata donde tomamos el sendero de la izquierda dirigiéndonos a la base de la Montaña Blanca.

Una primera subida de un par de minutos nos deja junto a un conjunto de corrales. Desde aquí tomamos el sendero que recorre la base de la montaña hacia la izquierda durante unos 5 minutos.

En este punto se toma el sendero que asciende por la ladera trazando una diagonal hacia el mar (derecha).

A los 5 minutos de la ascensión llegaremos al borde del cráter (50 minutos, 3.40 Km, 280m.). Tomamos la senda que voltea el cráter por la izquierda durante los próximos 30 minutos. El camino va por el mismo borde ganado perspectiva a pasos agigantados.

En el punto más álgido del borde del cráter (458 metros, 5 Km, 1:15 h.) llegamos a un punto geodésico. Desde aquí las vistas son impresionantes sobre el Parque Nacional. A nuestras espaldas al inmenso boquete de la caldera blanca: es como el dibujo que un niño haría de un volcán.

El regreso se realiza por el mismo sendero.

 

Montaña del Rodeo

Subir
Distancia: 6 Km. Desnivel 135 m. – Desnivel 135 m. Tiempo: 02:00 h.

 

montañadelrodeo

 

La Montaña del Rodeo es un mirador de primer orden sobre el Parque Natural del Timanfaya. Con la perspectiva al sureste de los volcanes del Pico Partido, la Montaña de Santa Catalina y la caldera de la Rilla.

Dejaremos el coche en la explanada existente a la izquierda de la carretera LZ-56 en sentido Tinguantón (Km. 5,4), justo en la base de la Montaña Coruja.

Comenzamos a caminar por la pista que recorre la base de la montaña en dirección sur y que nos muestra terrenos de cultivo y alguna perforación en la montaña de nuestra derecha.

Se sigue la pista en dirección al volcán de la Montaña del Rodeo. El camino prosigue hasta llegar a la base de la montaña a los 25 minutos de caminata aproximadamente. En este punto tomamos la pista de la derecha. 300 metros más adelante pasamos por la entrada de lo que parece ser una cueva y que nos sirve de referencia para abandonar el camino principal y comenzar a subir por la ladera de la montaña.

Empezamos a subir hacia el collado que separa lo que parece dos montañas diferentes pero que luego comprobaremos que se trata de la misma montaña de El Rodeo. A dicho collado legaremos a los 15 minutos. Desde aquí podemos divisar perfectamente el sendero que nos llevará hasta la cima aplanada del volcán (445 metros).

El regreso se realiza por el mismo sendero.

 

Playa de la Madera

Subir
Distancia: 16 Km. Desnivel 200 m. – Desnivel 200 m. Tiempo: 04:00 h.

 

playadelamadera

 

Doscientos metros después de sobrepasar la última casa de Mancha Blanca por la carretera que lleva al Timanfaya, sale a la derecha una carretera pequeña. La seguimos hasta un desvió asfaltado a la izquierda.

Continuamos por esta carretera sin abandonarla en ningún momento entre campos de cultivos con el telón de fondo de la montaña Tenézara hasta toparnos con unas casas que cortan el sentido de la marcha justo al pie de la montaña Tenézara.

En este punto giramos a la izquierda y seguimos en dirección a las coladas de lavas. A la izquierda podemos observar la silueta de la Caldera de Montaña Blanca y un poco más cerca la Montaña Caldereta.

Pronto encontramos la entrada a una pista. Abandonamos la carretera asfaltada para continuar por esta pista de tierra.

Seguimos esta pista sin abandonarla en ningún momento y tras 6 kilómetros llegamos primero a la Playa de las Malvas y seguidamente a la Playa de la Madera.

Aquí termina la Ruta del Litoral (Playa del Cochino). Se puede empalmar con ella pero hay que tener en cuenta que tendremos que sumar 7 Km. hasta la Playa del Cochino, 7 Km más hasta el pueblo de El Golfo y tendremos que prever como volver hasta el pueblo de Mancha Blanca.

 

Playa del Cochino

Subir
Distancia: 15 Km. Desnivel 50 m. – Desnivel 50 m. Tiempo: 04:00 h.

 

playadelcochino

 

Esta ruta es la única que transita por el litoral del parque del Timafaya y la única en la que hay acceso libre. El acceso puede hacerse desde el Norte por la playa de la Madera o desde el Sur por la playa del Paso.

Para empezar desde el Sur se llega hasta la playa del Paso desde el pequeño pueblo costero de El Golfo. Dejaremos el coche al final de la carretera junto a un parque infantil y seguiremos un camino que va por la costa hacia el norte sorteando al final el acantilado que protege la playa del Paso. En este tramo el sendero esta desdibujado en algunos puntos pero basta con seguir la línea de la costa para no perderse.

A los 45 minutos de caminata y 2,20 Km llegamos a la pista que se dirige a playa del Paso. Una vez alcanzada la pista que lleva a la playa encontraremos una señal que nos indica el sendero a seguir entre malpaís. A los 5 minutos llegaremos al borde del mar donde encontramos acantilados formados por las coladas volcánicas. Seguimos el camino donde abundan bombas volcánicas, posaderos de gaviotas y pasaremos las zonas de El Caletón, Las Playitas, los resaltes de la Baja de los Cangrejos, Las Tres Puntas, etc.

A la hora de caminata vemos los primeros tramos de Pahoe-hoe que nos anuncian la llegada a la playa del Cochino. El Pahoe-hoe es un tipo de lava fluida de superficie lisa o con ciertas rugosidades llamadas cordadas.

A 1:45 minutos de caminata y 7 K.m llegamos a la Playa del Cochino. La Playa del Cochino es una zona de playa rocosa y zona de callaos. También es característica la formación de piscinas intermareales donde el agua se renueva con las olas. En estos charcos podemos observar lapas, cangrejos, anemonas, etc.

Una vez en este punto podemos seguir el sendero hasta la playa de la Madera pasando por la mejor zona Pahoe-hoe o regresar por el mismo camino.

Si decidimos ir hasta la playa de la Madera hay que sumar 7 Km más, ya que nos encontramos en la mitad del camino. En este caso. deberemos haber previsto un método de regreso a no ser que queramos volver por el mismo camino y realizar más de 30 Km. en una jornada.

 

Volcán de la Corona

Subir
Distancia: 4 Km. Desnivel 210 m. – Desnivel 210 m. Tiempo: 01:30 h.

 

volcandelacorona

 

El sendero comienza en la iglesia de Ye. A unos 100 metros de la iglesia, por la carretera hacia el pueblo de Ye, sale una pista hacia la derecha. La primera parte de la travesía se realiza entre cultivos por una pista agrícola.

La fauna que podremos observar en este área son la curruca tomillera (Sylvia conspicillata) y la tórtola común (Streptopelia turtur), así como la pardela cenicienta (Calonctris diomedea) que utiliza el malpaises para nidificar. Otras especies que se encuentran presentes en todo el recorrido son el erizo moruno (Atelerix algirius), el perenquén (Tarentola angustimentalis) o el lagarto de Haría (Gallotia atlantica), así como el conejo (Orictulugus cuniculus)

Al finalizar la pista, subiremos una por una pequeña pendiente rocosa rodeados por una vegetación formada por tabaibas amargas (Euphorbia regis-jubae) y numerosos líquenes, entre los que destaca la orchilla, explotada antiguamente para la obtención de tinte.

Dejando atrás la pendiente y nos dirigimos hacia el cráter del Volcán tras 1,5 Km. de caminata y a unos 500 metros sobre el nivel del mar. Desde este punto unas vistas impresionantes sobre la caldera y todo su cráter. Podemos observar ejemplares de bejeque (Aeonium lancerottense), ombligo de Venus (Umbilicius horizontalis), gamonas (Asphodelus aestivus).

Subiendo las paredes hacia la derecha, la panorámica que nos ofrece es espectacular, hacia el este contemplaremos el Malpaís de la Corona y la costa, y hacia el oeste Órzola. En las faldas Sudoeste del Volcán, en dirección a Máguez, veremos uno de los mejores ejemplos de aljibe de la isla, con un volumen de 900 m3 y superficie para recogida de agua de 9.600 metros cuadrados.

En el último tramo es necesaria una pequeña grinpada. Tras ella habremos llegado al punto más álgido de nuestro recorrido: 600 metros sobre el nivel del mar y 2 Km. en aproximadamente un hora de camita.

El regreso se realiza por el mismo sendero.

 

Vuelta al Pico Redondo

Subir
Distancia: 7 Km. Desnivel 220 m. – Desnivel 220 m. Tiempo: 01:30 h.

 

picoredondo

 

Sendero que rodea el Pico Redondo, por caminos usados tradicionalmente por rebaños de cabras. Durante el sendero tendremos interesantes vistas del macizo de los Ajaches, la zona de Playa Blanca y la isla de Fuerteventura.

Partiendo de la plaza de Femés (380 m. de altitud) se toma una pista hacia la derecha que sale desde la misma plaza de la iglesia en sentido ascendente hacia el depósito regulador de la red de abastecimiento, que conduce a la parte posterior de dicho depósito (410 m. de altitud). A partir de ese punto se observa una hermosa panorámica del Barranco de la Higuera hasta su desembocadura en la Playa de El Pozo.

A continuación, se toma un sendero indicado con un cartel marcado con un punto de color naranja. El sendero comienza a descender levemente para posteriormente comenzar a ascender hasta los 445 m. de altitud hasta salir a la Degollada de Carlos, lugar en el cual se aprecia por vez primera una excelente vista de la zona de Playa Blanca y Fuerteventura, así como simultáneamente a nuestras espaldas seguimos observando el Barranco de la Higuera y prolongación hasta Puerto del Carmen si la visibilidad es buena.

A los 30 minutos y nos 2 kilómetros de caminata se toma un desvío a la izquierda siguiendo las marcas de color naranjas. Este desvío, toma un sendero de muy fácil trayecto por un corte semi-nivelado en la cara NW de Pico Redondo que gira hasta alcanzar el fondo del Barranco de la Casita a los 3.80 kilómetros y 50 minutos de caminata (255 m. de altitud).

Ascendiendo desde allí llegaremos al Refugio del Aljibe en el cual aún existe un abrevadero para las cabras.

El sendero ahora nos ubica en la encrucijada que conduce al Morro de la Loma del Pozo o bien como es el caso de este trayecto nuevamente a los corrales de cabras ubicados en el alto de Femés, previo descenso al Barranco de la Higuera. Desde ahí comienza un ascenso continuo de rampas con pendientes de marcada inclinación, pero de una enorme riqueza visual dada la magnificiencia geológica del Macizo de los Ajaches en esta zona.

Finaliza el recorrido descendiendo nuevamente por el inicio de la ruta desde el depósito de agua hasta la Playa de Femés.

 

Lanzarote (32)

Lanzarote (5)

 

 

Para saber más :

Entre Montañas

Web dedicada al senderismo, ascensiones,
trekking, grandes rutas y montaña en general.

Noticias Otros Medios

Deja un comentario