“En la cocina hay que montar caos controlados”: Ferrán Adriá, el chef de los 23 mil dólares

adriaFoto EFE

 

“En la cocina hay que montar caos controlados. En eso consiste la creatividad. De otro modo, todo sería muy aburrido”, dice el cocinero catalán Ferrán Adriá, cuya exposición mediática ha ascendido notablemente en los últimos tiempos.

Sobre todo luego de una etapa de relativo ostracismo vivida tras el cierre de el Bulli y rumores luego desmentidos que apuntaban a ciertos problemas de salud que habría vivido el famoso chef

Precisamente, en la víspera Adriá ha vuelto a ser noticia porque un pujador anónimo pagó 23.184 dólares por una cena para cuatro personas con el cocinero español Barcelona , en una jornada en la que también se subastarán parte de la bodega y enseres de cocina del restaurante el Bulli, organizada por Sotheby’s en Hong Kong.

La subasta está destinada a solventar la creación de la elBulli Foundation, un proyecto con el que se espera crear en 2014 un centro de creación gastronómica, allí donde antes se erigía el célebre restaurante. La Fundación El Bulli contará con un restaurante que abrirá sus puertas un mes al año y en el que él mismo volverá a ponerse tras los fogones.

Durante la subasta, a la que acudieron Adriá y su equipo, se vendieron 6.518 lotes de enseres pertenecientes al famoso restaurante, y parte de su bodega de vinos, que se calcula que obtuvieron un valor aproximado de 1,8 millones de dólares.

El 26 de abril concluirá en Nueva York la subasta de objetos y parte de la bodega de el Bulli, en una sesión que, según explicaron desde la casa de subastas londinense, se espera recaudar aún más dinero.

Considerado el mejor cocinero del mundo, el chef español ha sido portada de medios como The New York Times, Le Monde, Financial Times y la revista Time.

El padre de la cocina de vanguardia, un estatus que nunca le ahorró críticas de algunos sectores más conservadores, está convencido de que “la cocina tradicional no existe”.

“Lo que hay en el mundo son las cocinas regionales. El gazpacho, por ejemplo, si nos ceñimos al concepto de la tradición, entonces no lleva tomate. Porque cuando nació, no había tomates. Ahora bien, ahora lleva y casi no se puede pensar un gazpacho sin tomate”, afirma el cocinero, para el que la comida es antes que nada “un sentimiento”.

“Nunca he cocinado para intentar lograr algo extraño; siempre he cocinado con el objetivo de aportar algo técnico y conceptual a la cocina y de emocionar a los clientes”, declaró a la revista colombiana El carrusel.

Con respecto a su fama, cree que “a algunos les gusta lo que hago y otros me ven como a un tonto. No me importa demasiado. Trato de no complicarle la vida a nadie y procuro que no me la compliquen”, afirma.

 

 

LOS JÓVENES SON MEJORES QUE ANTES

Dice Adriá que los jóvenes son mejores que antes y que, al menos en su rubro, las nuevas generaciones están mucho más preparadas que sus antecesoras. Las declaraciones fueron realizadas en el programa de la televisión española El Hormiguero, conducido por Pablo Motos, cuando el chef presentaba su libro de “comida barata.

 

Adria3

 

Se trata de una colección de menúes sencillos, no de recetas, que en un número de 31 recorre las diversas variantes de la cocina, con platos preparados siguiendo las normas tradicionales, que resultan accesibles para todos los bolsillos y que están alejados de la cocina de vanguardia que tanta fama le ha dado a Adriá.

Con 51 años de edad, el genio de la cocina internacional vive un momento dulce y tranquilo, pasado ya el impacto del cierre de el Bulli que tanto conmocionó al mundo y sabedor de que Hollywood producirá próximamente una película sobre él y su famosísimo restaurante y en la que el actor Javier Bardem resulta la primera opción para eternizar su figura en el séptimo arte.

La comida de la familia se llama el libro de Ferrán Adriá en donde el cocinero revela el menú rápido y barato de los trabajadores de el Bulli y por medio del cual aconseja que “si te organizas más, puedes cocinar rápido y a un precio razonable”.

Editado por RBA,  propone comidas que no superan los cuatro euros, entre ellos la sopa de pescado y las naranjas con miel, aceite de oliva y sal, nacidas con la motivación de dar un mejor menú a sus trabajadores y a sí mismo.

En 2014 el Bulli se transformará en una fundación para generar conocimiento gastronómico, integrada entre otros por los jefes de cocina Mateu Casañas, Oriol Castro, Marc Cuspinera, Eduard Xatruch, Albert Adriá y dirigida por el maestro Ferrán Adriá.

 

 

LA BULLIPEDIA, UNA REVOLUCIÓN GASTRONÓMICA

“Empezó porque necesitábamos ordenar toda la información que habíamos generado en El Bulli Restaurante para la puesta a punto de contenidos de El Bulli Foundation. Poco a poco nos dimos cuenta de que si no teníamos ordenada la alta cocina europea desde sus inicios, esta ordenación sería incompleta. Supimos que era una tarea ingente, pero nos apasionó la idea y decidimos llevarla a cabo”, dijo Adriá a Carrusel.

Para el cocinero, se trata de una enciclopedia online que producirá una verdadera revolución gastronómica, según declaró a la agencia EFE. La Bullipedia entrará en funcionamiento en enero de 2016 y “en primera instancia el proyecto irá dirigido a cocineros y escuelas de cocina”, dijo.
 

Fuente: Sin Embargo

Noticias Otros Medios

Deja un comentario