Carmen Posadas: “El zar Nicolás II y su familia creían que sus verdugos venían a salvarlos”

Por Teresa R. Hage

Foto Carmen Posadas

 

La nueva novela de Carmen Posadas, El testigo invisible, publicada hace unos meses por Planeta, es el tercero de sus relatos históricos, esta vez ambientado en la tan novelada Rusia zarista y tomando como protagonista a la propia familia del zar Nicolas II. El testigo invisible es Leonid Sednev, deshollinador imperial que tiene 15 años la noche del 17 de julio de 1918, cuando un grupo de militares de la revolución bolchevique asesina brutalmente a la familia imperial rusa. El sirviente fue el único superviviente y testigo invisible de la tragedia. El relato comienza muchos años después cuando un Leonid ya anciano decide recomponer sus recuerdos. La autora escoge como narrador de la historia al fiel sirviente de la familia imperial y con él recrea los últimos años del Imperio ruso y la caída del zarismo.

Charlamos con Carmen Posadas para conocer más detalles de su última novela.

Carmen, ¿de dónde nace tu vocación por  la escritura?,  ¿hubo algún episodio biográfico que te llevara a dedicarte a la literatura?, ¿alguna influencia familiar?

Mi padre era un gran lector, de este tipo que aprende ruso para leer a Tolstoy y griego clásico para leer a Homero. Incluso fue profesor de Literatura en una época. Mi vocación literaria se debe a él.

¿Has escrito y publicado novela, ensayo y relatos infantiles, ¿en qué género te sientes más cómoda?

Todos me gustan salvo dos. La poesía (sólo escribí unos ripios con 9 años) y la ciencia ficción.

El testigo invisible es tu tercera novela histórica tras La bella OteroLa cinta roja, ¿qué te aporta este género como escritora?

Me encanta lo mucho que aprendo documentándome para escribirlas. También me encanta la idea de meterme en la piel de otros.

¿Qué añade tu relato a un episodio histórico tan trillado como la revolución rusa y la caída del zarismo?

Este periodo histórico ha generado multitud de malas novelas, mitos, leyendas, etc… Yo quería contar lo que pasó realmente, la historia auténtica es tan potente que no hace falta inventarse nada.

¿Qué documentación has manejado para elaborar la parte histórica de la novela?, ¿has hecho investigación personalmente?, ¿en qué Archivos?

Siempre hago la investigación personalmente y sí he tenido que leer multitud de libros, testimonios reales, diarios íntimos, crónicas, etc.,etc. pero ha sido apasionante.

¿Has descubierto algún documento que cambie la visión que ya tenemos de algún personaje o acontecimiento de ese momento histórico?

Todo lo relativo a la muerte de Rasputín es un enfoque distinto al que se conocía hasta ahora. Se han descubierto nuevos documentos al respecto muy interesantes y he podido manejarlos para escribir este libro.

¿Leíste los libros y memorias del príncipe Félix Yusupov, uno de los nobles rusos que participó en el asesinato de Rasputin?

Sí, era bastante exhibicionista y un poco mentiroso…

¿Has buceado también en la literatura rusa ambientada en la época? Se me ocurre, por ejemplo, la novela más célebre, Doctor Zhivago, de Pasternak, ¿otras?

Sí, Doctor Zhivago, ha sido uno de los textos que manejé, sobre todo para conocer detalles de la vida cotidiana en ese tiempo.

¿Qué porcentaje de ficción y de realidad hay en tu novela? 

Yo diría que 80 % de realidad y 20% de ficción.

¿Existió Leonid Sednev realmente o es un personaje ficticio del que sólo te has servido para contar tu historia?C_ElTestigoInvisible.indd

Leonid Sednev existió, se puede googlear, incluso hay una foto de él en Internet. Hay muchos testimonios de personas que les conocieron y que los describen, diarios íntimos, crónicas, memorias…

Empiezas y acabas tu novela con el asesinato de la familia del zar Nicolas II, ¿crees que ellos eran conscientes de que éste sería su trágico final?

No, no lo eran. Creían que sus verdugos venían a salvarlos. La prueba está en que las Grandes Duquesas, una vez muertas se descubrió que llevaban cosidos a sus corsés, corpiños y ropa interior, multitud de joyas y piedras preciosas que pretendían llevar consigo al exilio.

¿Qué valoración haces de la revolución bolchevique después de haber estudiado en detalle este período histórico? ¿Crees que actualmente el mundo occidental avanza hacia una revolución social semejante a aquélla?

La revolución bolchevique marcó todo el siglo XX. Fue un intento (fallido) de suprimir las enormes diferencias que había entre ricos y pobres. Una vez fracasado el experimento comunista, los dos países más representativos Rusia y China han abrazado el capitalismo-salvaje. No creo que el mundo avance hacia otra revolución pero para que esta no ocurra deberían hacer urgentemente una evolución.

He leído en tu biografía que viviste en Moscú una temporada, ¿te marcó esa etapa?, ¿quedó algo en ti del “alma rusa”?

Me casé en Rusia en 1972, eso marca mucho, supongo.

Cuestionario brevísimo

¿Qué novela célebre detestas?

Viento del Este, viento de Oeste de P. Buck -vaya pestiño. Tampoco sobrevivía a las lectura de Ulises de Joyce aunque por razones distintas.

¿Has abandonado alguna vez una sala de cine antes de que finalice la película?

Sí, sobre todo con pestiños pseudo intelectuales.

¿Es cierto que los premios literarios están amañados?

De todo hay en la viña del Señor.

¿Ha salido algún buen escritor de un taller literario?

Muchos, sobre todo en el mundo anglosajón

¿Qué personalidad contemporánea te inspira desprecio?

Hay tanto sátrapa por ahí…

Como diría Neruda, ¿qué te hace “llorar a gritos”?

Neruda es otro escritor, a mi modo de ver, completamente sobrevalorado.

 

Noticias Otros Medios

2 Responses to Carmen Posadas: “El zar Nicolás II y su familia creían que sus verdugos venían a salvarlos”

  1. Bucan 1 septiembre, 2014 at 16:20

    Menuda salvajada la de los comunistas soviéticos. Porque tendría un pase que hubieran fusilado al Zar Nicolás II (se lo buscó por necio) dentro de aquél ambiente enloquecido pero acabar con su esposa, sus hijas y con Alexis, un niño de 13 años e incluso su perro y tres empleados personales es impresentable. Y para más inri, todo en plan truculento, a base de tiros y bayonetas. Una de las criadas fue perseguida por toda la sala cuando gritaba enloquecida y fue acuchillada con bayonetas. Los autores se vanagloriaron después en sus memorias diciendo que habían ahorrado balas al “pueblo”.

    El socialismo y el comunismo no ha hecho otra cosa que arruinar países y asesinar gente desde ese año, 1918.

    Responder
  2. Bucan 1 septiembre, 2014 at 16:26

    Voy a añadir algo para que nos hagamos idea de la gentuza socialista soviética. Asesinaron al Zar y a su familia a mediados de Julio de 1918 pero en plan secreto. No lo divulgaron. En España, el Rey Alfonso XIII estaba en trámites con los soviéticos para que dejaran venir al Zar y su familia a territorio español.

    En Agosto, el embajador de los soviéticos le dijo a Alfonso XIII que dejarían salir al Zar hacia España si este país reconocía al Estado de la URSS. O sea, ya había matado al Zar y su familia y pretendían timar a España. Alfonso XIII tragó el anzuelo y siguió con los trámites que le indicaban hasta que sobre Octubre se supo que la familia real rusa había sido asesinada entera.

    Responder

Deja un comentario