Ciclismo: una retrospectiva a la temporada que termina

Por David Abellán

Rodriguez-Alejandro-Valverde-Movistar-Lombardia_ALDIMA20131006_0032_6

 

A falta de que el Tour de Beijing cierre el calendario internacional de Ciclismo, y después de muchas pruebas y unas cuantas tardes delante de la televisión, creo que hay unas cuantas conclusiones que se pueden extraer. Lo cierto es que los Ranking UCI arrojan noticias positivas. El bueno de Joaquim “Purito” Rodríguez ha vuelto a anotarse la clasificación final individual por tercera vez y segunda consecutiva, y Alejandro Valverde no ha andado lejos quedando tercero. Les siguen Dani Moreno (11º) y Alberto Contador (15º) y el Movistar Team ha terminado como segundo mejor equipo del año tras el Team Sky de Chris Froome.

En líneas generales el año ha sido bueno pero se empieza a notar a mi juicio un notable desgaste en el pelotón español que debería ser comentado.

Nuestros primeros espadas han estado a la altura. Joaquim Rodríguez, como siempre, soberbio. Tercero en el Tour, cuarto en la Vuelta y segundo en el Mundial de Florencia de mal recuerdo para él. Valverde por su parte, empezó fuerte la temporada en la Challenge de Mallorca y en la Vuelta a Andalucía con victoria final incluida, y en las clásicas de primavera: Segundo en la Amstel Gold Race y tercero en Lieja, pero luego flojeó,  y aunque sigue empeñado en obtener una gran vuelta no consiguió pasar del octavo puesto en el Tour, con averia fatal en una etapa de transición, y tercero en la Vuelta pero superado claramente por el sorprendente Chris Horner y Vincenzo Nibali. En el caso de Alberto Contador, mucho se ha escrito este año sobre él. Pocos resultados destacables en alguien acostumbrado a las grandes victorias. No ha conseguido brillar aunque pundonor no le ha faltado. Ha terminado la temporada criticado (seguramente de forma injusta) por los patrocinadores de su equipo, en especial Oleg Tinkov. Luis León Sánchez estuvo un punto por debajo de sus años anteriores y, por último, Dani Moreno, el mejor escudero de Joaquim y que se anotó dos etapas en la Vuelta a España y la Flecha Valona en abril.

Y tras ellos… un poco de oscuridad. El número de victorias de nuestro pelotón se ha reducido y bajo mi punto de vista el problema grave radica en la falta de plan renove. Nuestros ciclistas acusan la edad. El propio Joaquim cuenta ya con 34 años de edad, Valverde sólo tiene uno menos, 33, en el caso de Contador va camino de los 31, Dani Moreno tiene 32, Samuel Sánchez tiene 35 etc. Para muestra un botón, el corredor más joven en la convocatoria del último Mundial era Jonathan Castroviejo con 27. Cuando se retiren costará sustituir sus victorias. Pero todo tiene matices. Evidentemente todos ellos cuentan con varios años todavía a máximo nivel si mantienen su preparación física y para no resultar capcioso hay que decir que sí existen jóvenes promesas: Ion Izagirre (24), Gorka Izagirre (25), Mikel Landa (23), José Herrada (27), Beñat Intxausti (27), Jesús Herrada (23), Ángel Madrazo (25) etc. pero se echa en falta el pelotón de hace no más de siete-ocho años: Lastras, Perdiguero, Freire, Sastre, Pereiro, Astarloa, Iván Gutiérrez, Flecha, Vicioso, Gárate, Marcos Serrano, Rubén Plaza… La actual generación ha acusado la escasa cantera profesional que se trabaja en España, lo que nos lleva además a el siguiente punto.

La situación de nuestros equipos es, como mínimo, complicada. A nivel élite sólo sobrevive el Movistar Team, heredero de los Banesto, Illes Balears, pues el Euskaltel Euskadi ha anunciado su desaparición tras no concretarse las negociaciones con el piloto de fórmula 1, Fernando Alonso. Bien es verdad que no hay un tercer equipo Pro Tour desde la disolución en 2006 del Liberty Seguros pero los equipos de nivel Continental no consiguen tampoco aguantar los problemas económicos como el Andalucía, disuelto este mismo año y que ha dejado a más de 30 ciclistas profesionales en la calle. Somos una de las potencias ciclistas de élite con menos equipos en las categorías profesionales y se nota. El ciclismo tampoco se libra de la crisis. Y lo mismo se puede pregonar de las pruebas ciclistas. La recesión económica se ha llevado por delante en los últimos años pruebas como la Euskal Bizikleta, la Clásica de Alcobendas, el Gran Premio de Llodio, la Clásica de los Puertos…

Ciertamente todavía estamos en un momento en el que podemos permitirnos el lujo de considerar “fracaso” un segundo y tercer puesto en un Mundial porque sabemos que nuestros ciclistas son capaces de aspirar a todo, pero no queda claro quién tomará la batuta en la siguiente generación, quién será el futuro Joaquim, el futuro Contador, el futuro Valverde… Por lo pronto no contamos de momento con un futuro Oscar Freire para dominar los sprints.

De verdad, no quiero sonar pesimista, en absoluto, pero lo admito, me acostumbro a los grandes éxitos de nuestros ciclistas, que son muchos, y se que cuidando este bonito deporte somos capaces de entrenar y formar a muchos nuevos campeones, y por eso mismo merece la pena ser exigente. Espero que en 2014 nuestros ciclistas sigan a tanto nivel que un subcampeonato del mundo en ruta sepa a poco.

Noticias Otros Medios

Deja un comentario