Panecillos con semillas de amapola y sésamo

Por Margret Schuchmann

 

En buena parte de Europa las semillas de amapola se usan para adornar productos de panaderia (barras de pan y bolleria etc.) destacando por sus propiedades antioxidantes.

 

panecillos_semillas

 

INGREDIENTES

  • 500 gr de harina
  • 150 gr de harina integral
  • 1 cuchara pequeña y 1/2 de sal
  • 1 cuchara pequeña de azúcar
  • 2 bolsitas de levadura seca
  • 1 cuchara sopera de aceite
  • 400 ml de agua tibia
  • 1 yema de huevo
  • un poco de agua
  • semillas de amapola
  • semillas de sésamo

 

PREPARACION
Mezclar en un bol la harina con la levadura, el azúcar y la sal y añadir al final el aceite y el agua tibia. Amasar hasta conseguir tener una masa lisa y elástica. La masa no debe pegarse a las manos, si queda pegajosa añadir un poco de harina, por el contrario si está demasiado seca puedes mojarte las manos en un poco de agua y seguir amasando.
Dejar reposar la masa en el bol tapado con un paño de cocina a temperatura ambiente hasta que doble su volumen. Amasar de nuevo, formar unas bolitas del tamaño aproximado de una pelota de tenis y reservar encima de la bandeja de horno forrada con papel vegetal. Taparla con un paño de cocina y dejar que suba otra vez al doble de su volumen.
Batir la yema con un poco de agua y aplicar con ayuda de un pincel sobre a la superficie de los panecillos. Espolvorear con las semillas y hornear en el horno precalentado durante 20 minutos a 220-240º.
Las semillas las podéis encontrar en mercados y en herboristerías.

Unos trucos
También se puede conservar la masa (la primera vez que la reservamos para que suba) en la nevera para que suba durante la noche, al estar en frío subirá más lentamente y al día siguiente estará lista para seguir con la receta.

Estos panecillos se pueden congelar sin ningún problema, quedan perfectos descongelados.

 

Más en Cocinísima
de Margret Schuchmann

Noticias Otros Medios

Deja un comentario