Hacer ejercicio ayuda a recordar; estudio indica que el sedentarismo ocasiona una mayor pérdida de memoria

running track

 

La memoria de las personas decrece inevitablemente con el paso de los años, independientemente de que tan buena o mala se en cada individuo. Sin embargo, un estudio reciente realizado por investigadores estadounidenses afirman que también la falta de actividad física podría derivar en una mayor pérdida de memoria en comparación con aquellas personas que se mantienen en forma.

Investigadores de la Universidad de Michigan (UM) encontraron que las personas que están en buena forma física son propensas a experimentar pérdida de memoria más baja a medida que envejecen en comparación con aquellos que no realizan alguna actividad.

Por su parte, Kimberly Fenn, coautora del estudio, afirma que los ejercicios aeróbicos son la mejor manera de mantenerse en forma. Mientras que “los resultados muestran que las personas sedentarias pierden más memoria a través del tiempo”, dijo la profesora asistente de psicología.

Los investigadores del estudio examinaron a 75 estudiantes universitarios. Antes de esto, se midió el nivel de condición física aeróbica de cada uno de ellos utilizando una prueba de esfuerzo. De igual manera, los investigadores también tuvieron en cuenta otros factores que influyen, como el peso de los participantes, el porcentaje de grasa corporal, la edad y el sexo.

En el experimento de dos días se encontró que los individuos con exceso de peso tenían más dificultades para memorizar información, lo que reafirma la creencia de que una buena condición física ayuda a llevar más oxígeno al cerebro y eso es lo que permite mejorar las funciones cerebrales superiores. El estudio afirma que afirma que los ejercicios aeróbicos son la mejor manera de mantenerse en forma.

Los participantes estudiaron pares de palabras relacionadas, tales como “campo” y “senda”, y al día siguiente, fueron puestos a prueba para evaluar la memorización a largo plazo. La memoria a largo plazo es algo recordado hace más de aproximadamente 30 segundos.

La profesora dijo que un “número sorprendente de los estudiantes universitarios en el estudio no estaban en buena forma y fue lo que hizo mucho peor posibilidad de memorizar la información en comparación con los que estaban en muy en forma”.

El presente estudio es uno de los primeros en indagar en la asociación entre el ejercicio y la pérdida de memoria en los adultos jóvenes y saludables. Antes de este, otros estudios llevados a cabo sobre el mismo tema se habían centrado principalmente en los niños, cuyos cerebros aún están en desarrollo, y los ancianos, cuyos recuerdos están en declive.

Ya en 2013, los investigadores del Centro para la Salud Mental en la Universidad de Texas le dieron, sin proponérselo, la razón a Fenn, al reportar hallazgos similares, señalando que los aeróbicos no sólo mejoran la memoria, sino que también aumentan el acondicionamiento físico y la actividad cerebral.

De igual manera, en mayo de 2013, el doctor John Ratey, profesor clínico asociado de psiquiatría de la Facultad de Medicina de Harvard, encontró que el ejercicio regular promueve la liberación de químicos cerebrales que estimulan la memoria, la concentración y la agudeza mental, lo cual se suma a toda una lista de recomendaciones que advierten que el sedentarismo es uno de los estilos de vida más dañinos.

 
[SinEmbargo]

Noticias Otros Medios

Deja un comentario