Ensaladilla rusa sin guisantes

 Por Jose Rasero

Sin guisantes, con guisantes. Con mucho, poco o nada de atún. Con zanahoria o sin. Sin aceitunas o con ellas. Incluyendo (o no) langostinos, remolacha cocida, salmón… Servida fría o templada. Las formas de preparar y tomar la ensaladilla rusa varían tanto como diferentes son la receta original de la que hoy estamos acostumbrados a consumir.

 

_MG_3973

 

Orígenes de la ensaladilla rusa

En la segunda mitad del siglo XIX, el cocinero francés Lucien Olivier trabajaba en el reputado restaurante Hermitage de Moscú. Inspirándose en algunas elaboraciones típicas eslavas desarrolló una ensalada que alcanzó tal fama que muchos trataron de imitarla, hasta el punto de que llegó la ocasión en que uno de sus ayudantes consiguió robar la receta de la salsa y al día siguiente se despidió del Hermitage y se puso a trabajar para la competencia. A pesar de ello nadie conseguiría jamás la exquisitez de la ‘Ensalada Olivier’ (que es como la conocen en Rusia), pues la composición de sus especias –que no aparecían en la receta sustraída– fue siempre el gran enigma. La receta original incluía, además de las especias secretas, patatas, filetes de gallo, ternera hervida, caviar negro, lechuga fresca, langosta cocida, pepinos, pasta de soja, alcaparras, huevo duro y una salsa a base de aceite de oliva batido con yemas de huevo, vinagre y mostaza francesa.

Como vemos, poco parecida a la que ha llegado a nuestros días.

 

_MG_3969 (2)

 

La receta española de la ensaladilla rusa

La Real Academia Española define la ensaladilla rusa así: ‘Ensalada de patata, guisantes, zanahoria y huevo cocido, mezclados con atún u otros ingredientes, que se sirve fría y aderezada con mahonesa‘. En nuestra receta vamos a ser fieles a esta descripción, excepto en lo que se refiere a los guisantes, que no emplearemos. No por nada en especial. Simplemente, no son del agrado de quien esto escribe. En cuanto a los ‘otros ingredientes’ elegiremos el tomate.

Así pues esto será lo que necesitaremos para cuatro personas:

  • 500 gramos de patatas
  • 1 zanahoria
  • 3 huevos cocidos
  • 2 latas de atún pequeñas (en aceite de oliva)
  • 1 bote de mayonesa
  • 1 tomate rojo pequeño
  • Unas tiras de pimiento asado
  • Agua para cocer
  • sal

 

Preparación del plato típico

Pondremos a hervir (peladas previamente) las patatas y la zanahoria en una cazuela con mucha agua, unas gotas de aceite de oliva y una pizca de sal. Las coceremos de 20 a 30 minutos y, cuando estén tiernas (pincharemos con un tenedor para asegurarnos), las dejaremos escurrir.

Una vez bien escurridas comenzaremos a mezclarlas en una fuente ancha, añadiéndole mayonesa para facilitar la tarea y hacer la ensalada más jugosa. Iremos abriendo las latas de atún y, una vez escurramos fuera el aceite, lo desmenuzaremos, lo añadiremos a la fuente y continuaremos la mezcla.

Tras ello cortaremos en pequeños trozos dos huevos duros y el tomate, y los uniremos a los demás ingredientes.

Persistiremos en nuestra labor de mezcla (añadiendo mayonesa al gusto) hasta que la ensaladilla sea de nuestro agrado.

Finalmente, trasladaremos toda la masa al plato o fuente donde vayamos a servirla, le daremos la forma que nos apetezca, la cubriremos con una capa de mayonesa y adornaremos con las dos mitades del tercer huevo duro, así como con unas tiras de pimiento asado.

Ya solo queda enfriarla en la nevera y: ¡a comer!

Хороший аппетит!

 

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario