Cuida tu pelo con aceites naturales

0008444446E-849x565

 

Por Julieta Boo

El pelo es nuestro mejor adorno, un cabello cuidado, sano, sedoso y con un buen corte es más favorecedor que la mejor de las joyas. Lo sabemos y para conseguirlo muchas veces compramos grandes cantidades de productos -que la publicidad nos vende como la panacea- buscando aquel que nos vaya bien. Pero como casi siempre lo más sencillo es lo mejor.

Lo principal y bien sabido ya, es la alimentación, que ha de ser variada y rica en vitaminas – sobre todo del grupo B- muy importantes para la nutrición del cabello. En épocas de estrés o de caída temporal, podemos tomar algún suplemento natural como la levadura de cerveza.

El champú que utilicemos es importante que sea libre de siliconas, o al menos que si las tiene, sean solubles en agua. Las siliconas crean una película en la superficie del pelo y del cuero cabelludo, asfixiándolo, no puede respirar ni tampoco retener el agua, por lo que se va debilitando. Los productos nutritivos que nos pongamos no son capaces de traspasar esa barrera y poco a poco el pelo se deshidrata. Nos ponemos más siliconas y de momento parece que está suave y brillante, pero al día siguiente vuelve a encresparse. Las puntas se abren y cada vez es peor.

Para solucionar todo eso tenemos los aceites vegetales naturales de primera presión en frío. Se aplican como una mascarilla que se deja actuar durante media hora, o incluso toda la noche. Después se lava el pelo normalmente.

Los aceites se utilizan en pequeñas dosis: pon unas gotas en tus manos y frótalas para calentarlo, después aplícalo y peina con un peine de púas finas para repartir bien el producto por toda la masa capilar.

 

k7BgdsXHD5E

 

Los más indicados son:

 

  • Aceite de Argán: por su gran poder nutritivo y antioxidante.
  • Aceite de Coco :  muy hidratante.
  • Aceite de Jojoba: no es un aceite, es una especie de cera que a temperatura ambiente es líquida y tiene una composición total de 96% en ceramidas. Puede aplicarse también en el cuero cabelludo, hidratándolo profundamente. Penetra muy bien y disuelve los depósitos de grasa regulando así la secreción sebácea excesiva, lo que activa el crecimiento, dejando el pelo suelto y con un brillo intenso.

Una vez seco el cabello- cualquiera de ellos y según las necesidades – se pueden utilizar como un serum en las puntas. Con unas gotitas basta.

 

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario