Decoración de platos I

Por Margret Schuchmann

La presentación es algo fundamental en la cocina, ya que es la primera impresión que nos vamos a llevar del plato y puede convertir una receta sencilla en un plato sofisticado o todo lo contrario, no invitar a probar un plato que nos ha costado mucho preparar.
Debemos cuidar la estética de nuestros platos teniendo en cuenta varios factores que nos pueden ayudar a conseguir una buena presentación:
· El uso de una vajilla bonita, yo personalmente prefiero platos de color blanco o neutro que no tengan ningún dibujo ya que lo que quiero destacar es la comida que presento en él y no tener una mezcla entre ingredientes, dibujos, colores, etc.,
· La colocación de la comida en el plato, para esto contamos con la ayuda de moldes de emplatar, sifones, biberones para aplicar las salsas, etc.
· Elementos decorativos, que añadiremos a nuestro plato para conseguir que destaque.
Estos son algunos de los elementos decorativos que suelo utilizar en mis platos:

 

PINCHO DE FRAMBUESAS CON MENTA
frambuesa_menta
Intacalar, frambuesas con hojitas de menta pequeñas en un pincho.

 

CHOCOLATE Y CULIS DE FRESA
chocolate_culis_fresa
Alternar una gota de chocolate y una de culis de fresa, cuando hayamos formado un camino de gotas podemos crear formas con la ayuda de un palillo.

 

CHOCOLATE EN POLVO
chocolate_polvo
En una esquina del plato colocar una cuchara de postre y un tenedor pequeño invertidos y con ayuda de un colador pequeño y de malla fina espolvorear sobre ellos con chocolate en polvo, retirar los cubiertos con mucho cuidado.

 

DIBUJO DE FORMAS
sirope
Podemos dibujar formas en nuestros platos con la ayuda marcadores de sirope que se venden en forma de tubo ya preparado para hacer dibujos. En la imagen del helado de fresa he utilizado sirope de fresa.

 

VIRUTAS DE CHOCOLATE
virutas_chocolate
Con la ayuda de un pelador de verduras ir raspando la parte más ancha de una tableta de chocolate para ir sacando pequeñas virutas que nos servirán para decorar infinidad de postres.

 

TRIÁNGULOS DE QUESO PARMESANO
triangulos_parmesano

Forrar una bandeja de horno con papel vegetal y precalientarlo a 200 grados.
Rallar el queso Parmesano no muy fino. Con la ayuda de un molde de emplatar de forma cuadrada, poner una pequeña cantidad del queso en el fondo y hornearlo aproximadamente unos 5 minutos. El queso se funde y tiene que cojer un bonito color dorado.
Sacarlo del horno y con una espátula y mucho cuidado desmoldarlo y dejar reposar sobre una superficie plana.
Cuando se haya enfriado cortar el queso que nos ha quedado en forma cuadrada por la mitad con unas tijeras en para conseguir un triángulo.
Guardarlo sobre papel absorbente en la nevera, hasta su uso.

También podemos preparar cestitas de Parmesano con el mismo sistema pero utilizando un molde redondo.
Para conseguir una forma de cestita debemos nada más sacarlo del horno volcarlo sobre un vaso (los de agua) colocado con la base hacia arriba, el cual le dará la forma de cesta

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario