El Auge De La Literatura Romántica Adulta

fabio-hurtado-4

Mujer leyendo en la playa de Fabio Hurtado

 

El éxito de ventas que supuso 50 sombras de Grey descubrió un interés, que parecía que no había existido anteriormente, por parte de las mujeres en consumir literatura erótica.

Sin entrar a analizar la calidad o no de la obra de James, sí que se produjo un debate, no solo en España, del interés que había suscitado una temática, no solo sexual, sino políticamente no convencional como era el mundo de sado-masoquismo.

Pero, ¿realmente ese interés de la mujer por leer relatos sexuales era nuevo? ¿Grey y su dinero habían conseguido despertar la líbido dormida de millones de mujeres en todo el planeta?

Las novelas de Danielle Steel, bajo el manto del amor romántico y con portadas cargadas de barroquismo, contenían escenas que provocaban los sofocos de las lectoras. La trilogía de la Bella Durmiente de Anne Rice, que, por cierto, publicó bajo sinónimo, es una historia de BDSM depravada escrita en los 80, donde la ficción sobrepasa a mayores los límites de la práctica sexual presentando violaciones o maltratos.

Si echamos la vista atrás, muchos son los clásicos, desde “Justine” del Marqués de Sade a “Las Edades de Lulú” de Almudena Grandes pasando por la historia de “Emmanuel”, quizá eclipsada por la versión cinematográfica.

Cuando apareció la colección de Tusquets “La sonrisa vertical”, donde ser recopilaban obras de autores de todo el mundo y diferentes épocas, la editorial, en su declaración de intenciones, mencionaba que “el género erótico no siempre gozaba de la atención que merece”, incluso su precursor, el cineasta Luis G. Berlanga apuntaba que “el escribir sobre lo biológicamente apetecible es algo inmanente a todos los tiempo, a todas las geografías, a todos los hombres”.

La colección aglutinó autores antológicos como Henry Miller, Margueritte Durás o George Bataille, Vargas Llosa, con su Elogio a la Madrastra, o Cela, pero también se impulsaron, mediante premios, títulos que son un referente como “Llámalo deseo”, “La esclava instruida” o “La educación sentimental de la señorita Sonia”.

Muchos son los títulos destacables pero, no hay que olvidar, que la concesión del Premio se canceló, entre otras razones, por la falta de calidad de las obras presentadas, pero… la calidad no siempre va de la mano de la demanda del público.

Actualmente, se aprecia lo que se ha denominado un boom de literatura de mujeres para mujeres y así, en el panorama actual, las encargadas de erotizar viajes en transporte público, vacaciones y tardes de mantita y sofá son nombres como Megan Maxwell, Lora Leigh, Sophie Morgan o españolas como Noelia Amarillo o Pilar Cabrero con obras que van desde el romanticismo erótico o el erotismo romántico hasta rozar el porno.

Lo que sí que es cierto, con cifras en la mano, es que en España 19 de cada 100 lectores leen literatura romántica adulta y, de estos, 3 son hombres y 16 mujeres, cifras que fueron hechas públicas en el IV Encuentro de Novela Romántica Adulta, celebrado el pasado febrero y es que, con toda rotundidad, se puede afirmar que leer RA es tendencia y las editoriales lo saben.

Por internet circulan foros, listas con lecturas imprescindibles, recomendaciones de lectoras a lectoras y toda una serie de blogs de relatos eróticos para consumir de forma rápida y gratuita….

¡Si Corín Tellado levantara la cabeza!

 


Autor: Bego
Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/ficcion-articulos/el-auge-de-la-literatura-romantica-adulta-7345458.html

 

 

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario