ANTÍPODAS: LA REALIDAD IN–VERSA DE CHARLES OLSEN


Hijo de un sacerdote anglicano y una cantante de opera, neozelandés de nacimiento, artista multidisciplinar, enamorado del flamenco, trasgresor del idioma, hombre de silencios largos… y autor del libro de poemas Antípodas (Huerga y Fierro, 2016).


 

FOTO-4-carmen9_Fundacion ArcillaCharles Olsen en la presentación de su libro en la Fundación Arcilla al lado de su cuadro ‘Kitchen Window’. Foto: Carmen Lafuente

 

 

¿Cuál es el camino para llegar a las Antípodas?

Diría que son dos caminos. Primero el desplazamiento geográfico, que en mi caso fue a menudo, ya que cada pocos años mis padres se mudaron primero por ciudades de Nueva Zelanda y después, en 1981, nos radicamos en Inglaterra. En el 2003 llegué a Madrid donde actualmente vivo, las antípodas de donde nací. El otro camino es interno—el encuentro con uno mismo a través de la palabra—aunque es más complicado saber cuando has llegado.

 

¿Cómo habitan entre sí los distintos mundos que plasmas en tu obra como si fueran una realidad inversa?

Diría que en esto radica la esencia de mi poesía. Se juntan elementos de España, Nueva Zelanda, Inglaterra, Colombia, con momentos cotidianos, la música, la pintura o la fotografía. Esa realidad inversa puede ser lo no-dicho, los silencios del poema o la yuxtaposición de elementos como en el verso: ‘Finas agujas de agua tejen una nube al techo de paja’ o algo real que toma una forma extraña: ‘Buceo en los rayos de sol/que atraviesan las nubes de arena.’

 

 

Gastón de Maeztu y Constance de Nelson son dos autores ficticios que hacen parte de tu libro. ¿Crees que este juego de identidades te proporciona mayor libertad creativa? 

Ambos han sido parte de mi vida poética estos últimos cinco años, especialmente Gastón, y ha sido muy divertido jugar con el personaje. Siendo del mundo de habla inglesa quería ver la aceptación de mis poemas en castellano sin que la gente cuestionara si soy español. Luego he dejado alguna pista de mis raíces, pero muy poca gente ha adivinado quién soy. En parte este juego de identidades me ha permitido encontrar mi propia voz en un mundo sin limites.

 

¿Qué pasó por tu cabeza cuando tuviste en tus manos el primer ejemplar de Antípodas?

Al tener experiencia en la maquetación y edición de libros las primeras cosas que me llamaron la atención fueron el tacto, los colores en la portada, el olor y la limpieza del diseño. Me quería sentar a solas con el libro y leerlo como si fuera la primera vez, y lo sorprendente es que siempre encuentro nuevas reflexiones con cada lectura.

 

FOTO-1-Charles Olsen por Lilian PallaresEn crudo.’ Foto: Lilián Pallares

 

¿Es un acto de osadía escribir en español?

El primer poema que escribí en español fue después de leer un poema en inglés escrito por un artista polaco cuyo nombre no recuerdo. En su composición tenía errores de sintaxis que dieron nuevas lecturas y una fuerza particular al texto. Casi todos los poemas en Antípodas los escribí en castellano. A veces hago la traducción al inglés en paralelo pero muchos de ellos los traduje luego para el libro. Escribir en una lengua no materna lo sitúo entre un reto y un acto de rebeldía. Para adentrarme y escribir sobre el mundo en el que ahora vivo el castellano es necesario porque siento e interactúo en este idioma.

 

¿Qué visión te han aportado tus viajes al momento de componer no solo tus poemas, sino toda tu obra pictórica, fotográfica y audiovisual?

Los viajes siempre han sido momentos de inspiración para mi obra. Son para disfrutar de nuevas experiencias, lugares y sensaciones. Entonces no me preocupo por ser creativo, solo quiero vivirlos. Luego cuando vuelvo renovado a la ciudad, en el silencio de mi casa, las nuevas obras toman las formas del viaje.

 

Llama la atención el sutil misterio cotidiano escondido en los versos de Antípodas. ¿Qué buscaba el poeta al momento de escribir los treinta poemas que componen el libro? 

Como decía el poeta y filósofo Ilia Galán en la presentación de mi libro: «sus poemas beben de muchas fuentes». No he escrito este libro bajo un concepto. Aunque cada poema es un mundo distinto tengo cierto criterio al momento de escribir. Intento plasmar una idea de la forma más sencilla y concisa. Vivo en la sonoridad del idioma y estoy atento a sus ritmos, rimas y acentos. Cada verso tiene su forma natural, sus espacios y silencios, y la lectura en voz alta forma parte del proceso de encontrar la musicalidad del poema, asimismo escucharlo en la voz de amigos y sus reacciones o sugerencias es una ayuda importante para conocer el texto y crecer como poeta.

 

¿También es cierto que buscas las palabras debajo de las cosas?

En cierta manera sí. En el 2011 fundé un juego poético online que se llama Palabras Prestadas. Cada dos semanas un invitado dona cinco palabras y poetas del mundo hispanohablante escriben sus poemas incluyendo dichas palabras. Así nacieron muchos de los poemas de mi libro Antípodas.

 

FOTO-2-Lilian Pallares-DSCF3012El autor firmando ejemplares en la Feria del Libro de Madrid

 

¿Quién es la mujer maorí del poema Fragmento de un sueño con el que abres tu libro?

Ella me vino en un sueño al igual que lo relato en el poema. De niño fui muchas veces con mis padres a la marae, un lugar de reuniones de los maoríes, en la península de Otago, Nueva Zelanda, y tengo muy buenos recuerdos de ese lugar. En el 2014 fui a Venecia donde hice un recital de poesía con piano flamenco, con Pablo Rubén Maldonado y la poeta Lilián Pallares, en el pabellón de Nueva Zelanda en la Bienal de Arte. Allí conocí a Ko Te Haeata, quien también estuvo de visita y además aceptó recitar mi poema en maorí. Ante todo es una conexión con mis raíces. El poema fue traducido al maorí por mi padre, Barry Olsen, y Ko Te Haeata.

 

¿Qué cinco palabras definirían Antípodas?

Levedad, reflexión, misterio, surrealismo, sutileza.

 

¿Qué proyectos tienes entre manos?

Tengo varios proyectos. Dos de ellos son la creación de vídeo poemas basados en mi libro Antípodas con mi productora audiovisual literaria Antena Blue y editar una antología de poetas de ascendencia maorí y de las Isla Pacíficas traducidos por mí al castellano.

 

charlesolsen.es

Huerga y Fierro

Antípodas en Amazon.es

 

 

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario