La salud y el atractivo

Hoy os traemos un curioso estudio que relaciona la felicidad, la salud y el atractivo fisico así como conclusiones en cuanto a la vida sexual de las personas.

Joseph L. Nedelec y Kevin M. Beaver, los autores del estudio, se dieron a la tarea de seguir a 15 mil voluntarios estadounidenses de entre 24 y 35 años para hacer una evaluación del tipo de enfermedades que se les habían diagnosticado a lo largo de 10 años, así como la frecuencia de sus visitas al médico.

Al inicio del experimento, los investigadores se entrevistaron con los candidatos, cara a cara, durante 90 minutos, para luego incluirlos en una de las cinco categorías que ellos mismos diseñaron basados en los cánones aceptados de belleza: muy poco atractivo, poco atractivo, promedio, atractivo y muy atractivo.

El trabajo, publicado en la revista Evolution and Human Behaviour, concluyó que hay una relación directa entre el atractivo físico y las condiciones de salud. Es decir, entre más guapo o guapa eres, menor es tu riesgo de enfermar o morir a temprana edad, además de que es señal de que puedes tener una descendencia más sana.

No es de sorprenderse que entre mejor estés por dentro mejor lo reflejes en tu físico y porte, sin embargo, la investigación también arroja datos sobre enfermedades específicas. Por ejemplo, para los participantes del sector masculino se observó una reducción del 13 por ciento en la posibilidad de poseer altos niveles de colesterol; un 20 por ciento menos en el riesgo de tener presión arterial alta, así como una menor incidencia de tartamudez.

Pero no sólo las cuestiones físicas se vieron favorecidas, los padecimientos mentales también se van a la baja cuando el atractivo aumenta, con un 23 por ciento menos de riesgo de ser diagnosticado con Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) y el 15 por ciento menos de probabilidad de padecer depresión.

Por su parte, las mujeres consideradas como muy atractivas mostraron un menor riesgo de presentar diabetes, asma y tinnitus, una afección en los oídos. Mientras que en los rubros de depresión, tartamudez, presión alta, TDAH y enfermedades crónicas, los diagnósticos también se fueron a la baja.

Ambos sexos, además, se mostraron más positivos sobre su estado de salud y se ausentaron menos días del trabajo o de la escuela a causa de alguna enfermedad, de acuerdo con el estudio, que sustenta además la teoría de que el atractivo es un indicador de genes sanos.

orgasmo

Si bien los parámetros que utilizaron los expertos para categorizar a los participantes de muy poco atractivos a muy atractivos pueden acusarse de subjetivos, hay otros estudios que a lo largo del tiempo han sustentado la idea de que la gente que se considera bella (por ella misma y por lo demás) vive en general, en mejores condiciones.

También, se ha sostenido la teoría de que una cara simétrica siempre será considerada más atractiva, sobre todo luego de que el Dr. Anthony Little, de la Universidad de Stirling, en Escocia, estudiara los rostros de personas europeas y africanas, y determinó que en el caso de los hombres, la simetría les da facciones masculinas y en las mujeres, las proporciones simétricas las hacen más femeninas.

En 2012, el Dr. Nils Braakmann de la Universidad de Newcastle, publicó una investigación en la que analizó que los niños clasificados como poco atractivos a los 11 años, presentaban un peor estado de salud en su edad adulta. “Estos resultados implican que los individuos que no son atractivos a una temprana edad experimentan grandes pérdidas de bienestar debido a la forma en que son tratados por los demás”, dijo a The Daily Mail, el autor del estudio.

Por su parte, el Dr. Viren Swami, psicólogo en la Universidad de Westminster, en Reino Unido dijo al mismo diario que hay más que razones evolutivas para relacionar la buena salud con la belleza, entre ellas, el trato que el resto de las personas da a quien considera guapo y cómo esto repercute en su autoestima y salud mental.

“La gente piensa que lo ‘que es hermoso es bueno’ y a esto le llamamos un efecto de halo…la gente atractiva es percibida como que tiene todo tipo de increíbles y positivas cualidades y son vistos como si fueran más felices, populares y exitosos”, dijo. Además, son tratados más positivamente que la gente poco atractiva, “les damos más espacio social -por ejemplo, más tiempo para adquirir una habilidad- y estamos más dispuestos a ayudarlos”, continuó. Y el psicólogo continúa: “Siendo este el caso, es muy posible que los beneficios para la salud del ser atractivo son el resultado de este trato especial. Por ejemplo, las personas atractivas tienen más probabilidades de ser contratados, menos probabilidades de ser despedidos, y recibir un salario inicial más alto, por lo que es posible que cualquier beneficio para la salud es el resultado de sus mejores resultados profesionales. “Por lo tanto, el beneficio para la salud puede ser el resultado indirecto de un mejor trato en las sociedades que valoran el atractivo”, concluyó.

Noticias Otros Medios

Deja un comentario