Kirschenmichel

 

 

Por Margret Schuchmann

El Kirschenmichel es un postre típico de Alemania, es muy tradicional en la cocina en concreto de Suavia. Esta receta cambia de nombre según la región de su elaboración. Es un postre casero y raras veces se encuentra en los restaurantes. Se compone de pan de días anteriores ya duro. Este postre se sirve con salsa de vainilla.

Es la primera receta que cociné, ya hace más de 35 años, y tenía ganas de prepararla para el blog.

INGREDIENTES

  • 250 gr de pan duro
  • 250 ml de leche
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 100 gr de mantequilla blanda
  • 80 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de azúcar de vainilla
  • 3 huevos
  • 125 gr de quark
  • sal
  • 50 gr de almendra picada (no molida)
  • 50 gr de chocolate picado grueso
  • 300 gr de cerezas ácidas (del Lidl)
  • 1 ó 2 cucharas de azúcar glas

 

  • para la salsa de vainilla
  • 300 ml de leche
  • 5 yemas de huevo
  • 2 vainas de vainilla
  • 150 ml de nata
  • 80 ó 100 gr de azúcar

 

PREPARACIÓN
Separamos las yemas de las claras de los huevos.
Cortamos el pan a dados.
Mezclamos la leche con la canela y añadimos el pan.
Batimos la mantequilla con 40 gr de azúcar y azúcar de vainilla hasta que esté cremoso, añadimos las yemas de huevo.
Batimos las claras de huevo y una pizca de sal y añadimos poco a poco el restante azúcar, batimos a punto de nieve.
Añadimos a la crema de huevo el pan, las almendras y el chocolate el Quark y al final las claras batidas.
Escurrimos las cerezas, secamos un poco.
Untamos una fuente apta para el horno aproximadamente de 30 cm. con mantequilla y alternamos la masa de pan con las cerezas.
Horneamos en el horno precalentado a 170º en el segundo raíl contando desde abajo durante 55 minutos, si después de 25 minutos vemos que la superficie se tuesta demasiado la tapamos con papel aluminio. Espolvoreamos con azúcar glas.

La salsa de vainilla
Calentamos la leche, la nata, el azúcar, las semillas de la vaina de vainilla (las sacamos abriendo la vaina y rascando las semillas) y la sal.
Cuando hierva retiramos la leche un momento del fuego, batimos las yemas de huevo y añadimos a la leche acercando otra vez al fuego, en el momento en el que espese lo retiramos del fuego.

 

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario