Toyota ME.WE: una nueva forma de interpretar el automóvil Recibidos

Por Borja de Benito

Toyota ME.WE I

El TOYOTA ME.WE es el resultado de la colaboración entre el Centro europeo de diseño y desarrollo de Toyota (ED2) y Jean-Marie Massaud, el renombrado diseñador creativo aclamado por sus proyectos visionarios en diseño y arquitectura.

 

Toyota ME.WE II

 

Este proyecto ha significado mucho para el Centro europeo de diseño y desarrollo de Toyota, empezando por el aprendizaje de trabajar en una colaboración única en torno a un proyecto que marca un cambio de paradigma con respecto al diseño y la ingeniería de automoción tradicional.

 

En cuanto a Jean-Marie Massaud, su ambición es integrar los retos humanos, económicos y medioambientales en un concepto realista de un vehículo “anticrisis” para nuestros días.

 

La visión compartida entre Toyota y el imaginativo diseñador independiente ha dado lugar a un concepto único alrededor de tres ejes principales:

 

Adecuación. Una visión del vehículo apasionada pero calculada, en lugar de un simple concepto intelectualizado creado por Jean-Marie Massaud con Toyota. ¿El objetivo? ofrecer una experiencia sensorial absorbente que sea adaptable a una amplia variedad de estilos de vida, junto con la necesidad esencial de una gran calidad e innovación.

 

Síntesis. Reducción y consolidación; un enfoque basado en un auténtico cambio de era en el sector de la automoción, para eliminar lo sobrante y sugerir una nueva forma de reaccionar ante cómo nos comportamos y las expectativas que tenemos, y una propuesta de síntesis alternativa fundamentada en las decisiones personales en los ámbitos del diseño de vehículos, la reducción de costes y el comportamiento de los usuarios.

 

Modernidad. Es el momento de cuestionar las convenciones existentes y de buscar un cambio, es por ello que el Toyota ME.WE presenta una imagen radicalmente nueva. Un vehículo al que no le basta con una buena imagen, sino que va más allá en la experiencia que ofrece, el ingenio de sus soluciones y su deseo de cubrir holgadamente nuestras necesidades

 

Toyota ME.WE IV

A partir de sus conversaciones con el Centro europeo de diseño y desarrollo de Toyota (ED2), Massaud detectó una serie de contradicciones en la forma en que valoramos y entendemos los vehículos. Fijaros que interesante. Jean-Marie Massaud yuxtapone el deseo con el placer, el estatus con la utilidad, el espacio con la capacidad, la potencia con la agilidad, el rendimiento con la idoneidad, la segmentación con la adaptación, y el estrés con la serenidad.

 

Con ME.WE, el diseñador propone una solución que es viable aquí y ahora, y que, lejos de hacer un uso excesivo de la tecnología donde el “más, más, más…” está a la orden del día, ofrece una respuesta que tiene sus raíces principales en la realidad y en las inquietudes actuales en torno a la responsabilidad colectiva y la buena ciudadanía individual.

 

No se trata de reinventar el coche, sino más bien de crear un vehículo para todo el mundo, sencillo, adecuado y realista (fácil de aparcar, adaptable a distintos estilos de vida y de uso extremadamente agradable): se trata, de hecho, de una alternativa real a los coches basados en la “pasión” y el estatus.

 

Afirma el fabricante japonés que hasta el momento ningún otro vehículo ha sido capaz de resolver las contradicciones de la vida real tan bien como lo hace ME.WE:

 

Toyota ME.WE VI

 

 

Es Ligero y flexible: la estructura tubular de aluminio del ME.WE incorpora paneles de carrocería intercambiables (puertas, aletas, capó, paragolpes, etc.) diseñados en polipropileno expandido, un polímero termoplástico de enorme flexibilidad y ligereza. Es individual y estándar: los distintos paneles de la carrocería se pueden personalizar fácilmente, mientras que el método de producción moldeada permite estandarizar la fabricación para conseguir un máximo rendimiento sobre la inversión. Reina la libertad: como “pickup”, descapotable, todocamino y vehículo urbano compacto todo en uno, ME.WE está diseñado para un amplio abanico de usuarios, mientras que su huella ecológica se reduce al mínimo gracias al reducido peso del prototipo y a los materiales que utiliza.  Finalmente combina algo fundamental, el ME y WE, es decir, perfecto para mí y bueno para los demás. Su nombre refleja una inquietud simultánea por el bienestar personal (ME, yo) y el bienestar de los demás (WE, nosotros)

 

El Toyota ME.WE, da un giro radical en la cultura del automóvil. Si hasta hoy día reina la cultura del “más” ahora es el momento de cambiar a la cultura del “mejor”

 

Al liberarse de las ideas preconcebidas que rodean el sector de la automoción, ED2 y Jean-Marie Massaud han podido sumar sus conocimientos para ofrecer un concepto de vehículo que refleja la necesidad de un cambio en el ámbito de la movilidad personal.

 

En un contexto más amplio, en que el vehículo es más un conjunto de restricciones que de placeres. Se centra en el deseo de libertad, placer y emoción, y en la capacidad de viajar sin restricciones, y aunque pueda parecer una “fantasmada” desde el cuartel general de Toyota aseguran que el ME.WE apela al sentido de responsabilidad personal de la gente y a su compromiso con la buena ciudadanía.

 

La reducción del conjunto de recursos y restricciones va de la mano de una mayor capacidad y calidad. Su creatividad intrínseca y su nuevo enfoque del uso de materiales concilian calidad con responsabilidad.

 

Toyota ME.WE. V

 

 

El TOYOTA ME.WE ha sido concebido como un vehículo eléctrico cuyos motores están integrados en las ruedas del mismo modo que en el TOYOTA i-ROAD, y cuyas baterías se encuentran bajo el suelo, como en el Toyota iQ EV.

 

Los objetivos, dirigidos a reducir las emisiones de CO2 y a proteger los recursos energéticos, han requerido un enfoque de diseño diferente del vehículo para garantizar la reducción del peso. Para alcanzar dicho objetivo, el TOYOTA ME.WE cuenta con una estructura de aluminio revestida de los paneles de la carrocería, fabricados con polipropileno expandido, un material ligero, robusto y reciclable.

 

Así, el peso del ME.WE podría ser de solo 750 kg, una cifra que representa una reducción mínima del 20 % en comparación con un vehículo tradicional del segmento B con carrocería de acero.

 

Materiales como el Polipropileno, aluminio y el bambú contribuyen a un menor consumo de energía (y por tanto menos emisiones de CO2 y gases contaminantes), y dado que los materiales naturales que utilizan se pueden conseguir fácilmente, TOYOTA ME.WE proporciona una respuesta inteligente a los retos medioambientales que plantean la producción masiva y el crecimiento del parque automovilístico mundial.

 

La simplicidad del diseño está a la altura de la facilidad de uso. Con un motor eléctrico en cada rueda, el TOYOTA ME.WE puede disponer de tracción a dos o a las cuatro ruedas, con la capacidad inherente de afrontar con solvencia prácticamente todo tipo de terrenos. No obstante, es mucho más ligero que los vehículos 4×4 actuales, cuya potencia motriz se transmite a las ruedas mediante sistemas de transmisión más pesados.

 

A bordo, los ocupantes tienen prioridad por encima del equipaje, que puede llevarse sobre el techo, protegido por una cubierta de neopreno. Dicha cubierta se encuentra enrollada en la parte delantera del techo y puede desplegarse para cubrir y sujetar los objetos colocados sobre el mismo. Por otra parte, el espacio trasero para el equipaje puede ampliarse y transformarse en una plataforma, similar a la de un “pickup”.

 

Toyota ME.WE

 

La simplicidad de diseño y uso también queda manifiesta en las características de la instrumentación. Se limita a una única pantalla montada sobre el volante que indica la velocidad del vehículo, el nivel del cargador de la batería, información del trayecto e instrucciones de navegación proporcionadas por un Smartphone, así como de controlar la temperatura ambiente del habitáculo.

 

La calefacción y el aire acondicionado funcionan con una bomba de aire de bajo consumo, que se combina con los asientos eléctricos calefactados para reducir al mínimo el consumo energético. Y para emular la experiencia que ofrece un descapotable, los ocupantes pueden optar por sentir el viento abriendo todas las ventanas e ¡incluso el parabrisas!

 

 

Borja de Benito
Pasión por la conducción

Noticias Otros Medios

Deja un comentario