Envejecimiento Cutáneo: El paso del tiempo, ¿y el paso del sol?

Por Claudia Salas Ortega

timthumb.php

 

El envejecimiento de la piel es un fenómeno que no sólo depende del tiempo, depende de muchos factores, tanto endógenos, es decir, dependen de cada uno de nosotros y nuestro organismo y aquellos exógenos, que son los que dependen del ambiente y cómo éste influyó en nuestro cuerpo. Es así que habrán cambios comunes a todos al ir envejeciendo, por ejemplo la aparición de líneas de expresión, y otros que son reflejo del efecto del medio externo, por ejemplo en las personas que tuvieron mucha exposición solar estas líneas se harán mucho más marcadas y aparecerán manchas color café en la piel (léntigos solares).

El entender qué es el envejecimiento de la piel y cómo se da es lo que nos ayudará finalmente a hacer que este proceso sea lo más fisiológico o “normal” posible y no se vea sobre expresado o agravado por factores externos e internos que mencionaremos más adelante.

Ahora tenemos la posibilidad de disminuir significativamente el proceso de envejecimiento con la práctica de cuidados adecuados en la piel y tomando ventaja de los avances disponibles en cuanto a rejuvenecimiento facial.

El envejecimiento cutáneo nos muestra la interacción de dos factores: los endógenos y los exógenos (dentro de estos el efecto de la radiación ultravioleta); el resultado es clínicamente detectable por el envejecimiento cronológico (marcado por la edad de la persona) y el daño causado por la radiación ultravioleta. La evidencia actual nos muestra que estos dos procesos tienen diferentes mecanismos, es decir hay una marcada diferencia en la piel de personas de la misma edad con gran exposición solar y las que no.

Entonces el envejecimiento de la piel no sólo depende del tiempo, sino de otros múltiples factores, y estos llevan finalmente a los siguientes cambios: se reduce el tamaño y número de células y las funciones de estas se ven disminuidas, disminuye el recambio celular es decir que la piel se renueva de forma más lenta, la función de barrera que es la protección física que ejerce la piel contra el ambiente se altera, la percepción sensorial, la depuración de sustancias dañinas, la respuesta inmune que nos defiende contra las infecciones y otras agresiones, también la regulación de la temperatura, la producción de sudor y grasa y la producción de vitamina D.

Otros cambios también se dan a nivel del pelo, disminución de la irrigación alrededor del germen del pelo y glándulas cutáneas llevando eventualmente a una atrofia de la piel, el crecimiento del pelo y las uñas se ve retardado.

La disminución en el número de células de la piel se asocia con la flacidez, así también disminuye el número de las otras células (melanocitos o células que elaboran el pigmento de la piel).

En la capa más profunda de la piel, también se presentan cambios como disminución de los fibroblastos, colágeno y fibras elásticas (tejido de soporte que nos da firmeza y elasticidad en la piel); así como de otras células de defensa contra sustancias y organismos extraños y también dilatación de los canales linfáticos (estos tienen que ver con la depuración o limpieza de agua junto con sustancias para excreción).

Disminuye la secreción grasa, se pierde y redistribuye la grasa lo cual resulta en cambios en el contorno facial. Se altera la permeabilidad a las sustancias químicas dañinas y aumenta la producción de radicales libres, estos dañan a las células, siendo los principales responsables de la disminución del número de éstas y de sus funciones.

El color de la piel también cambia, tiende a ser más oscura y más en las áreas expuestas al sol. Se puede ver áreas más transparentes que corresponden a piel atrófica, además las células que producen el pigmento son más activas en las áreas expuestas al sol.

Los pelos se vuelven más largos y gruesos en oídos y nariz mientras que en el cuero cabelludo y el cuerpo se tornan blancos y más delgados, es por esto que aparecen las “canas”, allí las células que producen pigmento disminuyen por disminución de la circulación.

¿Y en todo esto que tiene que ver el sol? El daño que se produce con la exposición solar a la piel es grande, produciendo alteraciones a nivel de la circulación, algunos estudios computarizados muestran que el calibre de los vasos esta disminuido en la piel dañada por el sol, es decir, que tienen menos llegada de nutrientes y oxígeno y la eliminación de sustancias dañinas y radicales libres disminuye.

Otros problemas que se pueden ver son sequedad, agravada por la deshidratación celular en individuos más expuestos al sol, asociado a esto casi siempre está la picazón. Además producen injuria celular directa, algunas veces este daño puede ser reparado por el organismo y otras veces no, lo cual puede llevar finalmente a la aparición de “arrugas”, flacidez, áreas enrojecidas y al cáncer de piel.

La exposición continua al sol, puede causar la aparición de manchas cafés, llamadas manchas solares, medicamente conocidos como léntigos solares o mejor conocidas como marcas de la edad. Su aparición es consecuencia de una producción alterada del pigmento de la piel.

Además las quemaduras solares elevan significativamente el riesgo de desarrollar melanoma (EL CÁNCER DE PIEL MÁS AGRESIVO), y también los otros tipos de cánceres de piel.

Para prevenirlas, se debe tomar el sol con precaución, limitando el número de horas,  usando cremas con factor de protección solar, y mantener una hidratación optima en nuestra piel.

Entonces, si el envejecimiento de nuestra piel tiene un curso ejercido por los años no debemos agravarlo con exposición innecesaria y sin protección al sol ahora que conocemos cuál será el efecto tanto en nuestra salud como en cuestión de estética.

Pero en la actualidad podemos ayudar a nuestro organismo en toda esa lucha contra los factores que le hacen perder belleza a nuestra piel, ahora existe un arsenal de armas contra el envejecimiento, para mejorar la hidratación, para mejorar la OXIGENACION Y ELIMINACION DE SUSTANCIAS DAÑINAS, para atenuar en pocas palabras el paso del tiempo….comencemos a usarlo.

 

 

DePerú.com

Noticias Otros Medios

Deja un comentario