Manzanas rellenas con crema de guisantes

Por Nina Maguid

La clave de este plato es el suave sabor a limón, por el zumo en la manzana y la piel en la crema.
La crema de guisantes (arvejas)

  • Poner a hervir un vaso de guisantes congelados en el agua justa para cubrirlos, añadir un poco de sal y toda la piel de un limón pequeño cortada en tiras anchas con el pelapatatas, sin nada de la parte blanca.

  • Escurrir cuando los guisantes estén tiernos y dejar templar.
  • Batir los guisantes con tres tiras de piel de limón (reservar las otras), un chorrito de aceite de oliva de sabor suave y 100 g de queso untable de sabor neutro o tofu blando.
  • Enfriar en la nevera.

 

Las manzanas

 

  • Cortarlas en dos por el ecuador, vaciarlas un poco y pelarlas. A medida que se trabaja, frotarlas abundantemente con un limón cortado para que no se oscurezcan y absorban el sabor del zumo.

 

Para terminar

 

  • Rellenar las medias manzanas con la crema y clavar una hoja de menta o hierbabuena en cada una.
  • Servir con una ensalada variada y las tiras de piel de limón cortadas en juliana.

 

Más en  Cocina con luz verde

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario